Los Geoblinkers

En algunas charlas de emprendedores me han preguntado como una startup recién creada puede, primero, conseguir convencer a gente con buenos perfiles a embarcarse en la aventura, y segundo, retenerlos a medida que va creciendo. La respuesta es, por supuesto, por una combinación de factores.

Las personas que deciden apostar por una empresa como Geoblink no lo hacen por el dinero en la mayoría de las ocasiones, sino por el desafío de unirse a algo que empieza casi desde cero, por la curva de aprendizaje, por el impacto de su trabajo, y en gran medida, por la cultura de la empresa a la que se unen.

La cultura no se define por los perks que la empresa otorga a sus empleados (flexibilidad de horarios, futbolín, Play Station, etc.), que aunque son importantes  tenerlos no acaban siendo diferenciadores. La cultura es la personalidad de la compañía, lo que define quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos. En esencia, establece las reglas no escritas de la startup, su código de conducta y el comportamiento de las personas que la componen, lo cual frecuentemente está en directa oposición con las reglas escritas.

La cultura nace directamente del emprendedor. La cultura es a quién contratas, a quién despides y a quién promocionas. La cultura es lo que haces, no lo que dices.

Crear una cultura fuerte y duradera no es tarea sencilla y desde el primer día lo llevo trabajando. Lo primero que tuve que hacer (y sigo haciendo) es conocerme a mí mismo, saber lo que para mí es importante y lo que no lo es. ¿Cuáles son mis valores como emprendedor? ¿cómo quiero que la gente se comporte en mi empresa? ¿qué aprecio y qué me saca de quicio del día a día?. Debo entender como soy de verdad, las cosas que me gustan y las cosas que no me gustan de mi mismo. Para un emprendedor primerizo como yo, no es tarea sencilla ya que nunca antes has estado en esta situación, por lo que requiere un continuo ejercicio de retrospectiva, analizándote a ti mismo y a tus actos.

Durante el camino del emprendedor vas definiendo tu propia cultura, la que quieres que acabe impregnada en el resto de la empresa. Al principio tienes dudas, ¿conseguirás que la gente comparta tus valores y te sigan? Con el tiempo ves que las cosas funcionan y tus dudas se disipan y vas sintiéndote más fuerte en tus convicciones. También vas aprendiendo y cambiando, te influencia el entorno y los que van llegando te impactan y te influyen. La cultura no es algo estático sino que la vas moldeando, siendo esto especialmente cierto en los primeros tiempos de la empresa cuando está todo por hacer.

Sin embargo, según la startup va creciendo y las responsabilidades y las personas aumentan, dejas de poder estar encima de cada persona de la empresa, de dedicarle el tiempo suficiente para transmitirle tus valores, tu visión y la razón por la que estamos aquí. En Geoblink, cuando éramos 5 ó 10 personas y todos estábamos sentados en la misma mesa, la tarea era sencilla. A medida que la empresa va creciendo la cosa se va complicando más y más. Ahora ya somos más de 30 personas y aunque seguimos estando todos en una misma sala, ya no nos sentamos en la misma mesa, hay equipos distintos, no todos comemos a la misma hora ni cabemos todos en la misma mesa en el comedor, y el tiempo que yo paso con algunas personas se reduce al mínimo.

Entonces, ¿cómo conseguimos que la cultura llegue a todos y sea sticky? ¿Cómo conseguimos impregnarla en los nuevos fichajes? Por un lado, yo intento ser la representación viva de los valores de la empresa, debo vivir y respirar por esos valores y conseguir que no se queden en simples “palabras”, o los demás los ignorarán. Por otro lado, los managers y aquellos que llevan más tiempo en la empresa son piezas fundamentales tanto para definirla como para trasladarla al resto. La cultura nace del emprendedor pero acaba siendo moldeada por todas y cada una de las personas que forman la empresa.

En Geoblink trabajamos de forma deliberada para que esta cultura se fomente y se conserve en el largo plazo. Empezando por los fichajes, donde buscamos gente que creamos que pueda ser fit con nuestra cultura, y siguiendo con iniciativas que ayuden a conservarla en el día a día:

  • Geoblink Values: Trabajamos durante meses en unos valores comunes que ahora gobiernan la cocina y que definen en gran medida como somos (ver imagen al final del post).
  • State of the Blink: una reunión mensual en la que compartimos información sobre la empresa, incluyendo métricas financieras confidenciales y perspectivas futuras. Fomentar la transparencia hace que la gente entienda mejor la situación de la empresa (lo bueno y lo malo) y se sienta identificado. Cabe decir que todo el mundo sabe cuántos clientes tenemos al estar puesto en un monitor visible por todos, y cada vez que cerramos uno nuevo tocamos la campana que resuena en toda la sala.
  • Kudos box: una caja en la que de forma anónima se dan kudos (agradecimientos a alguien por algo) o sugerencias. Se abre en el State of the Blink y se leen uno a uno.
  • Reuniones “1:1”: para mantener la comunicación entre cada persona y su manager organizamos reuniones individuales de forma frecuente (típicamente una vez al mes o una al trimestre).
  • CEO Open Talks: Cada viernes por la tarde me reúno individualmente 20’ con una persona de la empresa para hablar de temas tanto profesionales como personales.
  • CEO Onboarding Talk: Cuando entran nuevos fichajes organizamos una sesión de unos 20’ en la que hablo con ellos y les cuento sobre Geoblink (historia, valores, visión futura, etc.).
  • 4@2: Una sesión en la que cuatro personas hablan al resto de la empresa sobre un tema que quieran durante 15’ cada uno (desde lo que hacen en su trabajo hasta cómo funciona el CERN o una clase de historia sobre la Primera Guerra Mundial).
  • Tech BnB: al final de cada sprint de trabajo (que dura dos semanas), el equipo Tech realiza una retrospectiva mientras disfruta de la cerveza que pone nombre al sprint. Durante 2017 cada sprint del año tiene nombre de una marca de cerveza.
  • Sprint Demo: Al final de cada sprint los equipos Tech y Product muestran a toda la empresa las nuevas funcionalidades del producto.
  • Geothon: Entre dos y tres veces al año organizamos un hackathon de dos días de duración, en los que se forman equipos y se trabaja en lo que cada uno considere oportuno. De estos eventos han salido muchas cosas que han acabado implementándose tanto en producto como en procesos internos.
  • Otros: torneos de padel, viaje de esquí, partidos de fútbol, bici, barbacoas, open day (la familia visita la oficina),  o simplemente irnos de cañas casi semanalmente.

Todo esto ayuda a que la gente sienta que forma parte de una gran familia, los Geoblinkers.

 

 

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s