Marketing

Resumen de las clases del pasado trimestre

Aprovecho la tranquilidad previa al comienzo de las clases para haceros un resumen de las asignaturas que hice el pasado trimestre.

Como os conté en este post, hice tres asignaturas: Entrepreneurial Finance & Private Equity (Steven N. Kaplan), New Venture Strategy (James Schrager), e International Corporate Finance (Raghuram Rajan).

La de Entrepreneurial Finance & Private Equity ha sido una de las asignaturas que más me ha gustado de lo que llevo del MBA. Lo cierto es que Kaplan y esta asignatura tienen mucha fama y desde que comencé el MBA tenía muchas ganas de hacerla.

Kaplan tiene la asignatura muy bien montada. Imparte dos sesiones de 1h30 ó 2h cada semana (en una asignatura normal de Booth hay una sesión de 3h a la semana), y cada semana trae mínimo a un invitado (en muchas, dos), normalmente al protagonista del caso que toque esa clase. En total habrán venido unos 20 invitados, gente que ha emprendido y le ha salido mal, gente que ha hecho IPOs (salir a bolsa) en Nasdaq por más de 1.000 millones de dólares, general partners de VCs y PEs, limited partners que invierten en fondos de capital riesgo, etc. Por ejemplo, hemos contado con gente de firmas como Accel, Silver Lake, Carlyle Group, Platinum Capital, Adam Street, o Water Street. La gran mayoría de ellos, ex-alumnos de Booth. Es una gozada hacer un caso, y que en la clase esté el protagonista del mismo.

Además de tener a esta gente en clase, lo que más me ha gustado es la estructura del curso en sí, porque me ha dado una visión muy buena de todo el sector del capital riesgo. Primero, desde el punto de vista de un emprendedor, luego de un inversor tipo angel investor, luego de inversor de una venture capital (VC), luego de inversor de una private equity (PE), y finalmente de un inversor que invierte en VCs o PEs. Hemos hecho casos donde el emprendedor fracasaba (y el inversor pierde la pasta), otros que resultaban en una “strategic sale” (vender tu empresa a otra, tipo Instagram vendida a Facebook), otros en IPO (salidas a bolsa tipo Facebook o Groupon). En las inversiones, de todo, desde “early investments” (invertir pequeñas cantidades al comienzo de la vida de la startup) hasta inversiones de PEs, pasando por Series A, B y C.

Durante las primeras semanas “hacemos” de emprendedores. Analizamos oportunidades de forma cualitativa y cuantitativa. No solo hacer los números (modelos), sino también cómo analizar ideas de negocios, tamaños de mercado, equipos, exits posibles, competidores, etc. Hacemos planes de negocios y también analizamos los term-sheets (documento legal que incluye la oferta de inversión) de varias VCs para el día de mañana si tenemos la “suerte” de recibir term-sheets de varias VCs, poder entenderlos y saber cuál es el mejor.

Luego ya del lado del inversor empezamos con venture capital (VC). Analizamos las oportunidades desde el punto de vista del inversor VC. Evaluación de planes de negocio, equipos, incentivos para el emprendedor, cláusulas legales (qué control tiene la VC vs. el emprendedor, qué pasa si la cosa va bien, y si va mal, etc..), y luego por supuesto análisis de la oportunidad desde el punto de vista cuantitativo (DCFs vs. múltiplos, IRRs, etc.).

Luego ya toca la parte Private Equity (PE), de la que Kaplan es un conocido gurú (es uno de los expertos de EEUU. Por ejemplo cuando el Wall Street Journal escribe sobre este tema y busca opiniones de expertos, al primero que llaman es a Kaplan). Hemos aprendido a evaluar oportunidades desde el punto de vista de un fondo PE, cómo hacer due dilligences, modelos de LBOs/MBOs/..,  a analizar diferencias entre vender vs. hacer una IPO, etc. Y finalmente desde el punto de vista del “limited partner” (LPs), es decir, del que invierte en un fondo de PE o VC (individuos, fondo de fondos, fondos institucionales, …). Una de las cosas que hace Kaplan como investigación académica es analizar los retornos de los fondos del sector. Por eso, una parte del curso también ha tratado sobre cómo evaluar el rendimiento de un fondo comparado con el resto de la industria o con el mercado.

Otra de las asignaturas que he hecho ha sido New Venture Strategy. Intentaré no alargarme demasiado porque como siempre, me enrollo más que las persianas. Schrager es, si no me equivoco, el profesor de Booth que mejores ratings consigue en la escuela desde hace 15 años (en Booth evaluamos a los profesores en diferentes aspectos en una escala de 0 a 5 después de cada clase; Schrager tiene siempre medias de 4.9-5 en todos ellos). Lo cierto es que es un fenómeno como profesor, un verdadero showman. Su asignatura trata sobre estrategia para startups (en comparación con las típicas asignaturas de estrategia “corporate” más centradas en empresas grandes, como la que hice el año pasado). Schrager utiliza historias en todas sus clases, y nos enseña frameworks aplicados a los casos e historias que utiliza. Da un toque muy de psicología al curso, y el objetivo es desarrollar un sentido común inconsciente sobre cómo valorar nuevas ideas de negocio.

Además de hacer casos en grupo, también hemos tenido que preparar y hacer una presentación de una idea de negocio a toda la clase. También e individualmente, hemos tenido que entrevistar a una persona que haya fundado un negocio que en la actualidad valga más de 1 millón de dólares. En mi caso entrevisté a Iñaki Berenguer (fundador de Pixable, la aplicación móvil de fotos y que Iñaki vendió a SingTel por 26 millones de dólares el pasado mes de septiembre), al que desde aquí agradezco mucho el tiempo que me dedicó, un crack y gran modelo a seguir.

Finalmente, hice International Corporate Finance de Rajan. Este hombre, para los que no le conozcáis, es famoso por haber sido Chief Economist del Fondo Monetario Internacional, y por ser uno de los pocos que vaticinó la crisis de 2008 (si habéis visto Inside Job, sale varias veces). El curso, bastante avanzado, ha tratado sobre operaciones en países por todo el mundo, en entornos que difieren al de un país como Estados Unidos. Hemos aprendido herramientas y técnicas de financiación internacional (cross border finance), es decir, teniendo en cuenta tipos de cambio, hedging, impuestos (tipo lo que hace Google declarando ingresos en Irlanda), gestión de deuda, etc. Y por otro lado, análisis de cuestiones que pueden surgir cuando se piensa en invertir en países donde la cultura, instituciones, gobierno, y política son diferentes a lo que estamos acostumbrados, muchas veces incurriendo en riesgos distintos a los que uno incurre cuando invierte en un país como Estados Unidos (por ejemplo, expropiaciones tipo la de Argentina a Repsol).

Y este próximo cuatrimestre, qué? pues bien, voy a hacer cuatro asignaturas y otras dos más de oyente. Haré Managing in Organizations (management, psicología), Operations Fundamentals (operaciones puras y duras, que aún no he hecho nada sobre esto), Managerial Accounting, y Money & Banking (ésta me doy el lujazo de hacerla, va sobre bancos centrales, crisis, etc.. tema que me gusta particularmente y, bueno, también tengo que aprovechar que estoy en la Universidad de Chicago…). Y más sobre economía, porque voy a ir de oyente a Macroeconomics de Erik Hurst. Aunque ya hice Macro el año pasado, el tema me encanta y me quedé con la espina clavada de no haberla hecho con Hurst (este tipo “pelea” con Schrager en ser el profesor con mejor ratings de la escuela, y hablan maravillas de él). Y bueno, cuando vas de oyente no pagas la asignatura (cada asignatura de Booth cuestan $5.600…), lo que me parece una oportunidad para no dejarla pasar. Otra que voy a ir de oyente es Strategic Leadership, que me la han recomendado mucha gente y el profesor tiene muy buenas evaluaciones. Aunque me he planteado ir de oyente a otras asignaturas, tampoco quiero pasarme que luego no doy abasto. Este cuatrimestre en la escuela también tengo que hacer muchas otras cosas fuera de las asignaturas que probablemente me quiten muchísimo tiempo (entre otras, vuelvo a leer solicitudes de admisión y a hacer entrevistas, y ayudo a mis compañeros de primer año durante su proceso de recruiting de las prácticas de verano).

Después de este trimestre, sólo me quedará el Spring quarter para acabar el MBA. En ese trimestre tendré que hacer únicamente tres asignaturas para completar la 21 requeridas para graduarme en junio. Probablemente haga una o varias de marketing (el año pasado ya hice Marketing Strategy), tipo Data Driven Marketing, Pricing Strategies, o Consumer Behaviour. Y probablemente haga asignaturas más soft como Negotiations u otras de de la rama de Leadership.

Anuncios

De nuevo, la mejor escuela del mundo

El pasado mes de octubre la revista británica The Economist nombró a Chicago Booth la mejor escuela de negocios del mundo (ver Booth: número 1). Esta vez quien lo ha hecho ha sido la revista estadounidense Business Week, que lo lleva haciendo de forma consecutiva desde 2006. El ranking de Business Week es el más antiguo del mundo y fue creado por John Byrne (fundador de la web Poets & Quants) en 1988. Es el más seguido en EEUU junto con el de US News y Forbes. Como podréis imaginar, todos en la escuela estamos orgullosos de que de los 5 grandes rankings MBA que existen, en dos de ellos Booth sea considerada la mejor del mundo.

¿Cómo evalúa Business Week a las escuelas? Se realizan dos encuestas. La primera de ellas a estudiantes actuales y a graduados recientes. Nos hacen un montón de preguntas sobre la calidad del profesorado, nuestros compañeros, departamento de carreras profesionales, etc. La segunda encuesta se realiza a cientos de empresas que reclutan en las escuelas (por ejemplo, a McKinsey, Google, etc.), las cuales tienen que clasificar las escuelas en diversos aspectos.

Si por ejemplo comparamos a Booth con Harvard, que ha quedado segunda en el ranking, tenemos lo siguiente (otras escuelas aquí):

  • Encuesta a los estudiantes: Booth #11, Harvard #12
  • Encuesta a las empresas: Booth #1, Harvard #3
  • Capital intelectual: Booth #5, Harvard #9
  • Departamento de carreras profesionales: Booth A+, Harvard A+
  • Calidad del profesorado: Booth A+, Harvard A+
  • Pensamiento crítico: Booth A+, Harvard A+
  • Liderazgo: Booth B, Harvard A
  • Calibre de los estudiantes: Booth A, Harvard A

El top-10 del ranking de Business Week queda así:

  1. University of Chicago Booth School of Business
  2. Harvard Business School
  3. University of Pennsylvania The Wharton School
  4. Stanford Graduate School of Business
  5. Northwestern University Kellogg School of Management
  6. Duke University Fuqua School of Business
  7. Cornell University Johnson Graduate School of Management
  8. University of Michigan, Ann Arbor Ross School of Busines
  9. Massachusetts Institute of Technology Sloan School of Management
  10. University of Virginia Darden School of Business

Las cosas para la escuela no pueden ir mejor en la última década. Alrededor del año 2000, la escuela emprendió muchos cambios liderados por el Dean Ted Snyder. Se construyó una nueva y espectacular sede (el Harper Center) en 2004, se consiguieron donaciones millonarias (entre otras, alrededor de 130 millones de Charles M. Harper, y 300 millones de David Booth), y otros cambios que son menos conocidos pero que han sido claves.

Campus Universidad de Chicago

Por ejemplo, antes los estudiantes vivían todos en el barrio de Hyde Park (donde está el campus de la universidad) un poco esparcidos unos de otros. Ahora, el 80-90% vivimos en el centro de Chicago en 4 ó 5 edificios a 5′ unos de otros (ver Apartamento en piso 40). Esto ha creado muchísimo grupo y camaradería entre los estudiantes, además de que podemos disfrutar de una ciudad como Chicago. También ayudó en esto la instauración de la GND (Grade Non Disclosure: las notas de los estudiantes no se divulgan a las empresas). Antes (y como aún pasa en otras escuelas como Harvard o Kellogg), las empresas recibían las notas que sacaban los estudiantes durante el MBA, por lo que por ejemplo, McKinsey, reclutaba solo a los que mejor notas sacaban. Esto hacía que hubiera mucha competitividad entre los estudiantes por ser los mejores de la clase. Ahora, con la GND esto ya no ocurre y aquí todo el mundo se ayuda en absolutamente todo lo que se puede. Esto también ayuda a que los estudiantes, además de estudiar, también realicemos otras actividades que son parte importante del MBA (liderar clubs, organizar viajes, trabajar en proyectos solidarios durante el MBA, etc.). Por otro lado, antes una gran mayoría de los estudiantes estaban interesados en finanzas (creo que en 1998 un 50% de los estudiantes acababa en banca de inversión). Ahora, el cuerpo estudiantil es mucho más diverso. La escuela, además, ha invertido muchísimo en mejorar en áreas que no era tan buena antes, como en emprendimiento (en donde la escuela es fortísima ahora) o marketing. El objetivo de la escuela no es otro que el ser la mejor del mundo en todas las disciplinas, y eso se nota en todos los aspectos de la misma.

Booth, una progresión sin límite

Con esta entrada quiero dar mi enhorabuena a varios de mis compañeros de clase (unos cracks!) que recientemente han ganado varias de las competiciones de todo tipo que se realizan entre las mejores universidades del mundo. El momentum de la escuela es enorme. Go Booth!!

* Equipo que acaba de ganar la prestigiosa competición “The Marketing Summit” y que se ha llevado $75.000 de premio!!

* Equipo ganador de la competición “2012 MBA Buyout Challenge” organizada en la escuela Wharton:

* Ganadores de la Sports Analytics/NFL Case Competition organizada en MIT Sloan:


* Ganadores del Wine Competition organizada en el Consulado Francés de Nueva York (más en Harvard Wine Snobs Lose To Booth):

* Ganadores del IPO Challenge:

* Equipo ganador del Coinstar Whiteboard Challenge.

* Ganadores del la Society for American Baseball Research Analytics competition:

* Segundo puesto en la Case National Competition en Texas (éstos son los que nos ganaron en la fase de Chicago en la que mi equipo quedó segundo, ver Booth National Competition Deloitte)

Exámenes, winter break y comienzo del segundo trimestre

Sin casi darnos cuenta ya estamos metidos de nuevo en la vorágine del MBA.

Primero, os hago un rápido resumen del pasado mes. La primera semana de diciembre tuvimos los exámenes del primer trimestre. Tuve tres exámenes: Financial Accounting, Microeconomics, y de Marketing Strategy. Los dos primeros fueron exámenes tradicionales (el de Accounting era “open-book”, podíamos llevar los libros y apuntes que quisiéramos) y el de Micro era closed-book. Sin embargo, el examen de Marketing era un “take-home”, es decir, un análisis de un caso que lo hacíamos en casa.

Después de los exámenes llegó el merecido “Winter Break”, tres semanas de vacaciones. Mucha gente de nuestra clase se fue al Ski Trip a Aspen, Colorado. Otros se fueron a hacer industry treks, que son viajes a diferentes partes del mundo para visitar empresas. Por ejemplo, yo me apunté a un viaje de startups a Sillicon Valley pero que al final decidí no ir. Hay viajes a visitar venture capitals, private equities, otros para ver a empresas High-Tech (Google, Apple, Microsoft, Amazon, etc.), otros a Nueva York, Londres, Hong Kong (bancos), de energía a Houston, y así decenas de ellos. Tengo pendiente una entrada en el blog en la que hablaré de todos estos viajes.

El caso es que nosotros decidimos ir a Madrid y pasar allí más de dos semanas. Llevábamos tres años sin volver a España por Navidad y ya tocaba. En Madrid como podréis imaginar ha sido un continuo sin parar, entre reuniones familiares, cenas con amigos, eventos en empresas, etc. Además, tuvimos la ocasión de organizar el evento de Booth, y cenamos un día con varios de los españoles admitidos en Ronda 1. También organizamos la cena de Navidad con el Equipo de Club-MBA. Vamos, al final volvimos a Chicago casi más cansados de cuando nos fuimos.

En Chicago el Winter quarter (el segundo trimestre del MBA) ha empezado a toda pastilla. A finales de enero tenemos las entrevistas para el internship del verano (he sido invitado a entrevistar en varias empresas), y la escuela nos está preparando a conciencia para que nos vaya bien. De veras, sigo alucinado con los recursos que la escuela ofrece y lo bien que está organizado todo, una vez pase todo esto escribiré una entrada sobre los medios que la escuela ha puesto a nuestra disposición para preparar las entrevistas.

Investments, Competitive Strategy y Applied Regressions

Por otro lado, ya hemos empezado las clases. Voy a hacer Investments con Stefano Giglio, un nuevo y joven profesor que viene de Harvard, Competitive Strategy con Matthew Gentzkow (nombrado por Poets & Quants como uno de los mejores profesores del mundo de menos de 40 años: enlace noticia), también de Harvard, y Applied Regressions con Carlos Carvalho, de Duke. Ésta última me cuenta como substituto de Business Statistics, que es un requisito obligatorio. He preferido subir un peldaño y hacer Regressions ya que en la carrera di mucha estadísitica y por la pasta que pagamos por cada asignatura casi mejor aprovechar para aprender algo nuevo aunque la asignatura me requiera más trabajo. Lo bueno es que este trimestre no he gastado ningún punto en el iBid, que unido a los sólo 800 que gasté en el primer trimestre, tengo ya un “saco” de más de 13.000 puntos. Aún no he tenido tiempo para explicaros en detalle cómo funciona el iBid, el sistema de Booth con el que eliges asignaturas y profesores (pronto…).

Por cierto, os acordáis de la competición de casos de Deloitte en Booth en la que mi equipo quedó segundo en Chicago? Pues el equipo que nos ganó tenía que competir contra los mejores equipos de las demás escuelas de negocios en un fase final en Dallas. La competición fue el pasado fin de semana y han quedado segundos del país, un gran logro. Los ganadores? un equipo de Virginia Darden. Podéis ver el cuadro final con los resultados aquí.

Marketing Strategy y debut con el método del caso

La tercera asignatura que he hecho este primer trimestre ha sido Marketing Strategy con la profesora Aparna Labroo, que imparte la asignatura en forma de método del caso. Es decir, cada semana había un caso real de empresa asignado y lo discutíamos en clase.

El temario era el siguiente:

  • Week 1: Introduction
  • Week 2: Customer Analysis (Segmentation)
  • Week 3: Customer Analysis (Targeting)
  • Week 4: Customer Analysis (Positioning)
  • Week 5: Company Analysis
  • Week 6: Competitor Analysis
  • Weeks 7: Product and Brand Management
  • Week 8: Pricing Strategy
  • Weeks 9 y 10: Place and Promotion

El material de la clase comprendía un coursepack preparado por la profesora que incluía todos los casos y artículos de cada clase, el libro opcional A Framework for Marketing Management de Kotler y Keller, y las transparencias de clase que incluían el wrap-up o solución de cada caso.

Al principio del curso formamos grupos de cuatro a seis personas. En mi grupo éramos cinco: un americano que estudió en Northwestern (de donde es la escuela Kellogg) y que era consultor de estrategia antes del MBA, una uruguaya que estudió Políticas en Princeton que trabajaba en la Comisión Europea, otra americana que trabajaba en una non-profit, un ingeniero francés que trabajaba en Grecia en renovables que estudió en el Imperial College, y yo. Vamos, bastante diverso y que funcionó muy bien.

Los casos que hemos dado son los siguientes, la mayoría interesantísimos:

  • Bayerische Motoren Werke AG (BMW)
  • Calyx & Corolla
  • Clean Edge Razor
  • ETrade Securities Inc
  • Burberry
  • The Black & Decker
  • Atlantic Computer (midterm)
  • Launching the BMW Z3 Roadster
  • Vistakon: 1 Day Acuvue Disposable Contact Lenses (final exam)

La evaluación de esta clase era 15% participación en clase, tres entregas en grupo de tres de los casos 15%, una entrega en grupo del caso Atlantic 15%, y el examen final que era un take-home (lo haces en casa) individual 40%.

Bueno, ha sido mi primera asignatura 100% de casos y me alegra decir que prueba superada. Lo cierto es que tenía bastante respeto a este tipo de clases y al final, como casi siempre, las cosas son más fáciles de lo que previamente podían parecer. También ayuda el buen ambiente que promueve la profesora, que la clase haya mucha diversidad y mucha gente internacional, y que todo el mundo sea consciente de que algunos, por temas de idioma, nos cuesta más que a otros hablar. Aún así, conseguí aportar mi granito de arena al menos una vez en cada clase.

Tenía muchas ganas de dar esta asignatura, ya que el marketing es algo que no había tocado hasta la fecha, y la verdad es que he aprendido un montón y el tema es interesantísimo. Por cierto, esta asignatura es la típica que escoge en el primer trimestre la gente a que recluta para Consultoría, ya que ayuda mucho de cara a la preparación de las entrevistas de casos.

Otras entradas sobre asignaturas:

Financial Accounting: the language of business 

Mi primer examen después de 4 años

Primeras clases: Micro, Accounting y Marketing

Segunda plaza en la Booth National Case Competition de Deloitte!

La semana pasada competí en un equipo de cuatro en la competición que organiza anualmente Deloitte, la Chicago Booth National Case Competition. Con mucho orgullo he de deciros que mi equipo quedó en segundo lugar! A continuación os describo en qué consistió esta competición y cómo conseguimos llegar hasta el podium.

Warning: post largo

El equipo: Los ChiBoys

Nuestro equipo, los “ChiBoys”, lo formábamos un argentino (que estudió ADE y Economía y que trabajaba en estrategia en Telefónica Argentina), un peruano (ingeniero que trabajó en IBM), un americano de Ohio (que trabajó en una Non-Profit), y yo. Se formó por casualidad, un día en el tren hacia la universidad alguien comentó lo de presentarse a la competición y formamos el equipo sobre la marcha, sin pensar en qué perfiles tenía cada uno. Al final, el equipo funcionó a la perfección.

Competición

De todos los equipos que se presentaban, en una primera fase Deloitte escogió a 16 para competir. Una vez elegidos, nos daban el caso el miércoles por la noche y teníamos hasta el viernes a las 18h para entregar nuestra solución.

El sábado todos los equipos íbamos a las oficinas de Deloitte de Chicago y presentábamos nuestra solución (en forma de una presentación Power Point) al jurado que nos tocase (había varios). El jurado, compuesto por altos ejecutivos de Deloitte y de un experto en la industria, elegía a los tres equipos finalistas. Estos tres equipos volvían a presentar pero ya delante de todo el mundo: el jurado al completo (20 personas más o menos), gente de Deloitte (Partners, Consultants, etc.), y los equipos que no habían pasado a la final. En total, más de 100 personas.

Después de las presentaciones finales, el jurado se volvía a reunir y decidía el ganador, el segundo y el tercer puesto.

Premios

Equipo ganador: $2,000, e invitación directa a entrevista para el internship de verano. Además, seleccionados para competir en otro caso nacional en Texas en Enero.
Segundo puesto: $1,000.
Tercer puesto: merchandising de Deloitte.

El Caso

En caso era una simulación de un proyecto real de consultoría estratégica (un caso es un problema real de gestión que requiere una decisión o un conjunto de decisiones, para lo cual antes tienes que diagnosticar, generar alternativas, valorarlas y decidir un curso de acción), que trataba sobre una pequeña cervecera de Illinois –Two Brothers–  que produce “craft beer” (viene a ser un tipo de cerveza “artesanal” que está muy de moda en Estados Unidos), y que ficticiamente nos contrataba como consultores para que les ayudásemos a tomar medidas estratégicas para incrementar sus ingresos, aumentar su market share y en definitiva, a vender más cervezas.

El miércoles a las 20h nos dieron el caso junto con 20 archivos pdf con cientos de páginas con información de todo tipo: informes de Standards & Poors sobre la industria cervecera en Estados Unidos, financial statements de grandes empresas cerveceras como InDev (la que controla Budweiser y otras) y de MillerCoors, artículos sobre “craft beers” y su crecimiento, etc. Una burrada de documentación que no había por donde cogerla.

Así que ya os podréis imaginar que las siguientes 40 horas las pasamos estrujándonos el cerebro, haciendo brainstorming buscando ideas, rellenando pizarras una detrás de otra, investigando muchísimo en Google, en archivos de la prensa local de Illinois y Ohio, bases de datos de la universidad, etc. Horas y horas hasta que fuimos moldeando una solución que diseñamos y que, sinceramente, veíamos con posibilidades de ganar. Ahora tocaba ejecutarla: otras buenas horas delante del Power Point de forma que todo quedase lo mejor posible, y así fue (reconozco que hasta la fecha nunca había hecho ni visto una presentación como la que hicimos, teníamos un crack del Power Point en el grupo que marcó la diferencia en la estructura y diseño de la presentación). Por último, después de que por fin a las 17:59 mandásemos la solución, tocaba pasar toda la tarde y bien entrada la noche ensayando la presentación.

La solución

Sin poder entrar mucho en detalle (firmé varios papeles), nuestra solución trató sobre la localización donde concentrar los esfuerzos, sobre cambios a realizar en la línea de productos, cambios en la imagen de la marca y cómo darla a conocer con una estrategia potente de marketing, sobre cómo hacernos un hueco en los bares y supermercados de la región objetivo, y finalmente sobre cómo invertir en la fábrica y cómo cuidar la distribución de forma que todas las piezas encajaran. Todo esto acompañado de muchos números y modelos financieros que dieran sustento a todo lo que decíamos.

El D-Day

El sábado, muy nerviosos pero confiados con nuestra solución, llegamos a las oficinas de Deloitte y después de un buen desayuno, por fin nos tocó hacer nuestra presentación de media hora a una parte del jurado. Salió bastante bien, y conseguimos salir al paso decentemente de las preguntas (o dardos) que nos hicieron.

Por fin llegó la alegría, cuando anunciaron que ChiBoys era uno de los tres equipos finalistas. Alegría pero los nervios en la estratosfera, ahora tocaba presentar delante de toda la muchedumbre y jugarnos los cuartos contra equipazos de americanos y construidos para ganar (el que ganó eran dos consultores, un investment banker y un brand manager (marketer)). Desgraciadamente, mi experiencia hablando en público es muy reducida, y de golpe me encontraba en una piscina llena de tiburones, había que presentar delante de más de 100 personas y de un jurado lleno de peces gordos cargados de preguntas envenadas.

Pues bien, llegó la hora de darlo todo y eso es lo que hicimos, con dos cxjxn3s salimos al escenario y demostramos la casta latina. Un disfrute y llenos de orgullo salimos de la batalla victoriosos para nosotros pasase lo que pasase con el resultado.

El veredicto

Dos horas después de acabar la presentación, y después de mucho chismorreo (amigos y conocidos de entre el público que habían visto las tres presentaciones -nosotros no podíamos ver la de los otros dos grupos- y que nos decían que la cosa estaba muy igualada entre nosotros y otro grupo de guiris, aunque la mayoría nos decía que nosotros ganaríamos porque nuestra solución era mucho mejor), por fin llegó la hora de dar el resultado. Pero antes, el famoso experto de la industria cervecera se marcó un speech sobre cómo veía él la solución, que era casi calcada a la nuestra, así que en ese momento pensábamos que habíamos ganado (sabíamos que los otros dos equipos habían ido a por otra estrategia completamente distinta).

Sin embargo, al final nos quedamos con la plata. Al principio un pelín de decepción, que pronto se disipó y después de fotos de rigor recogimos nuestros cheques y nos fuimos felices y orgullosos por haber llegado hasta ahí. Acabamos de celebración en un bar donde, por supuesto, pedimos la cerveza de la que ya conocemos todas sus entrañas.

Pues bien, así acabaron tres días de infarto, tres días que han sido una auténtica experiencia y un continuo aprendizaje. Además de ser ya un quasi experto en la industria cervecera, también he aprendido a ton tanto personal como profesionalmente a todos los niveles.

Involucrarse en la escuela: Getting involved at Booth

Hace un par de días tuvimos una sesión informativa denominada “Getting Involved at Booth” que trataba sobre las diferentes opciones que tenemos los estudiantes para involucrarnos en la escuela de forma activa, las cuales son a su vez oportunidades para poner en práctica nuestras leadership skills.

Esta es una lista de las oportunidades más relevantes que hay:

  • Career Advisor: estudiantes de segundo año que asesoran a los de primer año. Suele ser gente experta en una carrera profesional determinada (por ejemplo, un consultor, un investment banker, un marketer, un emprendedor, etc.). Además de asesorar, ayudan a mejorar los currículums y las cover letters, a preparar las entrevistas, etc.
  • LEAD Facilitator: estudiantes de segundo año que son los que organizan y llevan todo el programa LEAD del primer año. Hay 8 Facilitators por cohort y cada uno es el líder de un squad (más sobre cohorts en Las cohorts en Booth)
  • Admission Fellow: 46 estudiantes que ayudan al Comité de Admisión a leer solicitudes de admisión, realizar entrevistas de admisión, etc.
  • DSAC Co-Chairs: hay 6 co-chairs que dirigen el club DSAC (ayuda el Comité de Admisión y en el que participan más de 100 estudiantes). Cada co-chair se ocupa de un área determinada: hay dos que se ocupan de organizar los Admit Weekends, otros que se ocupan de la página Booth Experience y del blog de estudiantes, otros que se ocupan del área internacional (organizar eventos informales de estudiantes, etc.), y otros que organizan y coordinan todos los eventos de admisión on-campus (casi todos los días gente viene a visitar la escuela, y el DSAC se ocupa de que haya gente que les enseñen la escuela, les inviten a comer, les metan en alguna clase, etc.)
  • DMAC Co-Chairs: es un grupo que ayuda a la escuela en temas de marketing de la misma, y trabajan de forma voluntaria con el departamento de Marketing.
  • GBC Council: Es el grupo que representa a todos los estudiantes.  Sus miembros son elegidos por los estudiantes y actúan como organización coordinadora de todos los otros grupos. Manejan un presupuesto anual de (creo) medio millón de dólares.
  • Student Group Co-Chair: Hay decenas de clubs/grupos de estudiantes (ver Clubs en Booth), y cada uno tiene varios co-chairs que los lideran. Los clubs son una parte fundamental del MBA.
  • Mentor program: Estudiantes de segundo año que son “mentores” de estudiantes de primero, y que les ayudan desde el primer día hasta que acaba el primer año.
  • Country Captains: estudiantes que representan a la escuela en sus países (reciben a los estudiantes de su país que visitan la escuela, son el punto de contacto de los solicitantes y de los admitidos, organizan eventos en sus países, etc.).
  • Random Walks Leaders: estudiantes de segundo año que organizan y lideran los viajes Random Walks que se hacen antes de empezar el MBA.
  • Professional Trek Leaders: estudiantes de segundo año que organizan y lideran los treks profesionales, que son viajes a muchas ciudades por todo el mundo con motivos profesionales. En breve hablaré de ellos.
  • International Exchange students Mentors: casi todos los trimestres la escuela recibe entre 10 y 30 estudiantes de intercambio de otras escuelas internacionales (entre otras, de LBS, IESE, IE y ESADE). A cada estudiante se le asigna uno de estos mentores que les ayudan durante la duración del intercambio.

Esto son los puestos más conocidos, pero hay muchas otras maneras de involucrarse en la escuela.

De merienda, Deloitte. De cena, McKinsey

Empieza a convertirse en una rutina eso de salir de casa a las 7:30 de la mañana y volver a las tantas. A modo de ejemplos, a continuación os dejo un resumen de mis actividades de ayer lunes, y en el lateral os pongo una foto que saqué de las teles (como las del aeropuerto) que hay por todo el Harper donde se listan los eventos del día (esa es del 18 de octubre).

Eventos 18 Octubre

8:30 a 11:30: Clase de Marketing Strategy, donde tocaba un caso muy interesante sobre la empresa E*Trade.

11:30 a 12:00: Cita con mi mentor (un second year) para revisarme el currículum (creo que es la séptima persona que me lo revisa).

12:00 a 13:15: Sesión del Public Speaking Group, que es un club que me he apuntado para aprender/mejorar a hablar en público y sobre todo, para practicar.

13:15 a 14:00: Comida en la cafetería del Harper.

14:00 a 16:30: “Student lounge” (una sala para estudiantes donde hay mesas, sillones, mesas de billar, etc.) terminando assignments para Accounting, contestando emails, ocupándome de club-mba, acabando mi currículum, etc.

16:30 a 18:30: Al locker a ponerme el traje y directo a la presentación de Deloitte en el Harper seguida de un cocktail. Había como 50 personas de la empresa, incluido el jefazo de Deloitte America y que hizo su MBA en Booth en 1988.

18:30 a 20:00: Vuelta a casa a cambiarme y a dejar la mochila.

20:00 a 0:30: Pre-cena, cena y post-cena con McKinsey Latinoamérica en el restaurante Everest de Chicago. Sin lugar a dudas, el mejor restaurante que he ido en los últimos meses. La cena fenomenal, gracias McKinsey :). En el evento nos presentaron a todas las oficinas latinoamericanas, conocí a un montón de consultores, engagement managers, responsables de recruiting de la firma (México, Perú, Argentina, Chile, Brasil, Colombia, etc.) e incluso a una española que trabaja en la oficina de Nueva York. Todos muy simpáticos, abiertos, y sobre todo muy sinceros (cosa que se agradece). Todas estas oficinas están creciendo de forma exponencial gracias a la actual pujanza económica de la región.

Menú en Everest, gracias a McKinsey

Primeras clases: Micro, Accounting y Marketing

Un mes y medio después de llegar a Chicago, y dos semanas desde que empezó el MBA, por fin han empezado las clases!

Este quarter voy a hacer las siguientes asignaturas: Microeconomics, Financial Accounting, y Marketing Strategy. Las dos primeras son parte de las “foundations” (requisitos obligatorios), y la tercera es la básica de Marketing. Como mi background es ingeniería, me toca hacer todas las asignaturas básicas (mucha gente que ha hecho ADE o Economía se han cogido asignaturas más avanzadas). La de Marketing me la quería coger este trimestre porque es una asignatura que se da casi al 100% en forma de casos, y quería tener al menos una de casos.

Mi primera clase fue el pasado viernes, Microeconomics. El profesor es Dennis Carlton, un tipo graduado en Matemáticas en Harvard, PhD en Economics del MIT y que ha escrito cientos de papers y algún que otro libro (más sobre él aquí http://www.chicagobooth.edu/faculty/bio.aspx?person_id=12824639488). Aquí las clases son completamente distintas a lo que estaba acostumbrado. Para esta clase teníamos que llevar leídos los tres primeros capítulos (unas 60 páginas) del libro Microeconomics de J. Perloff.  En la clase el profesor ha ido hablando de lo que habíamos estudiado, poniendo ejemplos, debatiendo con los estudiantes, etc. Muy interesante.

Mañana lunes tengo Marketing Strategy, que como he comentado es casi todo casos y en la que parte de la nota es la participación en clase. Este fin de semana me he tenido que leer unas 70 páginas previas a la clase, entre las que se encontraba el artículo interesantísimo Marketing Myopia, un clásico que escribió Theodore Levitt en la Harvard Business Review en 1960 y aún vigente. Por otra parte, el caso de esta semana es sobre BMW y el plan que tuvo que llevar a cabo en Estados Unidos a principio de los 90 para hacer frente a una caída en ventas que había sufrido a finales de los 80.

Por lo demás, el viernes pasado hubo una competición entre las cohorts en un polideportivo de Chicago, donde cada cohort competía con otras en varios deportes. Además, este sábado asistí en el Harper Center a una sesión opcional que teníamos sobre Time Management y otra sobre cómo hacer buenas presentaciones en público. El que la impartía era Randall Dean, autor del bestseller (número 1 en Amazon) Taming the Email Beast. Disfruté mucho la presentación, Randall es un fenómeno en el estrado y me llevé muy buenos consejos de vuelta.

Por cierto, ayer hicimos lazos los Boothies 2013 con algunos de los del 2011 (ya graduados). Resulta que dos de ellos estaban en Chicago este fin de semana, así que quedamos a cenar (la novia de uno de ellos, americana, se curró una fideuá tremenda) y luego de copas hasta las tantas. Estuvo muy bien.