Internship

Club-MBA 2.0: live!

Quizá recordéis el artículo que escribí el 1 de febrero a raíz del segundo aniversario de Club-MBA: Club-MBA cumple dos años: pasado, presente y futuro. En ese artículo comenté que estábamos estudiando apostar fuerte por la web, de cara a asegurar su sostenibilidad e incluso fijar metas mucho más ambiciosas contemplando vías para generar ingresos. Pues bien, desde ese día Rocío y yo hemos estado trabajando día y noche en una nueva sección de la web que esta semana, por fin, hemos lanzado: Servicios Club-MBA, que es un subdominio de la web principal www.club-mba.com.

El lanzamiento de esta nueva sección es un grandísimo paso adelante para la web. Además, estamos convencidos de que vamos a crear mucho valor entre los usuarios de la web, e incluso entre estudiantes actuales MBA, ya que muchos de los servicios serán realizados por ellos.

Trabajando de día ...

Trabajando de día …

working_night

y de noche.

Estos últimos meses están siendo duros por las mil horas que le estamos metiendo al proyecto y por los sacrificios que hemos tenido que hacer en nuestra vida MBA, pero está siendo una experiencia brutal y que era ahora o nunca. Para que os hagáis una idea, solo en esta semana, por ejemplo, le habremos metido fácilmente 50 horas de trabajo a la web, y eso que el trabajo de desarrollar la web ya estaba hecho. Entre otras muchas cosas, hemos tenido más de cinco reuniones para llegar a acuerdos con empresas y gente que realizará los servicios que ofrecemos.

La verdad es que estamos aplicando mucho de lo aprendido en el MBA para un proyecto que nos ilusiona a más no poder. Además, hemos hecho una gran reorganización en el equipo de la web, que ya cuenta con más 30 personas. Hemos asignado nuevos roles con responsabilidad, que nos ayudarán en el día a día.

¿Qué servicios ofrecemos u ofreceremos en la nueva sección?

A principios de enero hicimos una encuesta a todos los usuarios de Club-MBA. En ella, preguntamos si estarían interesados en que la web ofreciera diversos servicios de pago. Más del 90% de la gente se mostró interesada o muy interesada en que lo hiciésemos. Así que nos pusimos manos a la obra. A continuación hago un resumen de los servicios que ya ofrecemos o que ofreceremos próximamente.

Por un lado, ofrecemos descargas de documentos:

  • Descarga de ensayos de estudiantes admitidos: los usuarios pueden ya comprar ensayos de estudiantes que fueron admitidos en varias escuelas (en no mucho tiempo tendremos ensayos de todas). El leer ensayos de gente que “lo consiguió” sirve como referencia para saber el nivel que uno debe mostrar en los ensayos, y puede hacer que algunos no tengan necesidad de contratar a un consultor de admisiones. La idea viene porque recuerdo muy bien el momento en el que me enfrentaba a la famosa presentación de la solicitud de admisión de Booth, y realmente no tenía ni idea de lo que hacer ni de lo que se esperaba de mi. Me hubiera venido genial el tener un par de ejemplos. Además también creamos valor entre los autores de los ensayos ya que éstos se llevan un porcentaje de cada descarga. Aquellos que hoy compran ensayos, muy probablemente serán los que vendan los suyos el año que viene.
  • Descarga de cartas de recomendación: los usuarios podrán comprar cartas de recomendación de estudiantes admitidos. Puede servir tanto para los recomendadores (para ver qué nivel es adecuado o cuánto hay que escribir), como para los propios candidatos, que deben hacer entender a los recomendadores lo que se espera de ellos.
  • Descarga de otros documentos:  plantillas TOEFL (muy útiles para preparar el examen), plantillas de CV estilo americano, frameworks de consultoría para preparar las entrevistas de empresas tipo McKinsey, y otros.

También vamos a ofrecer servicios como:

  • Traducción jurada de documentos: nos hemos puesto de acuerdo con un intérprete jurado oficial para que ofrezca servicios de traducción. Traducirá lo típico que los candidatos necesitan: traducción de títulos y expedientes académicos.
  • Consultoría de admisión o “Coaching MBA”: Aún no está cerrado, pero estamos teniendo muchas reuniones con los grandes del sector en Estados Unidos. Con una de estas empresas estamos muy cerca de llegar a un acuerdo. Lo más curioso del asunto es que no fuimos nosotros los que les encontramos sino ellos a nosotros. Están en proceso de abrir el mercado hispanohablante y tenían referencias de nuestra web como la líder de este mercado :). El caso es que nos reunimos con el fundador de la empresa la semana pasada y estamos muy cerca de llegar a un acuerdo con ellos, que pueda ser interesante tanto para nosotros como sobre todo para los usuarios de la web.
  • Revisión de currículums: Ofreceremos servicios de revisión de CV para solicitudes de admisión o de trabajo. Esto muy probablemente lo haremos a través de estudiantes MBA de segundo año o recién graduados MBA. En las escuelas (al menos en Booth), los estudiantes de segundo año hacemos esta labor durante el año ayudando a los de primero a que construyan un buen CV para el recruiting. Es gente que sabe muy bien qué tipo de CVs funcionan en las solicitudes de las escuelas de negocio (y en la búsqueda empleo). Además, también crearemos valor a los estudiantes MBA, que podrán tener ingresos durante el programa, ayudando a los futuros estudiantes. Vamos, que un match es perfecto.
  • Preparación de entrevistas de admisión: El mismo modelo que la revisión de CV. Estudiantes MBA actuales harán mock interviews por Skype de sus escuelas a los candidatos. ¿Quién mejor que ellos saben cómo son las entrevistas?
  • Preparación de entrevistas de tipo caso: Muy parecido a lo anterior. Estudiantes MBA que hayan trabajado en consultoría antes del MBA o durante las prácticas de verano, y que tengan experiencia haciendo casos a otros, harán mock interviews por Skype a gente que esté preparando entrevistas de consultoría (o de otras empresas que hagan entrevistas tipo caso). Lo normal es que la gente que hemos pasado por el proceso de selección de una consultora, sepamos hacer muy bien este tipo de entrevistas de prueba, tanto la parte fit como la de casos. Y además, tenemos experiencia. Yo este año quizá he hecho unas 20 entrevistas de prueba a compañeros de Booth.
  • Cursos GMAT, TOEFL, etc.: Estamos en proceso de ponernos de acuerdo con profesores de GMAT para que ofrezcan sus cursos en nuestra web, ya sean online o presenciales.
  • Seguros médicos: Estamos muy cerca de llegar a un acuerdo con una aseguradora para que nos haga precio de grupo a todos los usuarios de Club-MBA que busquen un seguro médico para su estancia en el extranjero. Este tema puede marcar un antes y un después entre los estudiantes ya que normalmente las universidades destino exigen contratar sus propios seguros médicos (que suelen rondar los $3.000 anuales), o contratar uno que cubra lo mismo o más que el suyo. El seguro que espero podamos ofrecer en la web costará menos de la cuarta parte del seguro de las universidades, y cubre aún más cosas. Vamos, que sería un ahorro muy grande. Este seguro es el que he usado yo durante mi MBA, al igual que muchos compañeros europeos de Booth.

¿Next steps?

Acabar de cerrar todas las negociaciones, acabar de implementar ciertas funcionalidades en la web de servicios, acabar de organizar todo para asegurar la sostenibilidad una vez empiece a trabajar en McKinsey, y también darle una vuelta a la web de Club-MBA, que necesita un cambio para afrontar esta nueva etapa: Club-MBA 2.0 :).

A todo esto, en dos semanas nos graduamos y seremos oficialmente MBAs de Booth!

Anuncios

Update sobre admisiones y recruiting

La semana pasada acabé con mis responsabilidades como “Admission Fellow”. Ha sido mucho trabajo pero una gran experiencia. En total, este año he leído/evaluado entre 70 y 80 solicitudes de admisión y he hecho unas 20 entrevistas. El pico fue en ronda 2 ya que este año Booth ha recibido un número muy elevado de solicitudes en esta ronda (creo que récord, y como un 10-15% más que el año anterior).

¿Y españoles qué tal? Pues parece que el año que viene se volverá a batir un récord en cuanto a número de españoles en la escuela. Este año ya había sido un récord (somos 14, 9 de primero y 5 de segundo, cuando lo normal era de 5  a 8 en total). Pues bien, el año que viene muy probablemente habrá más que este año, ya que si no me equivoco hay otros 8-9 admitidos. Es cierto que aún creo que queda gente en la lista de espera y no han salido los resultados de ronda 3, aunque en esta ronda suele ser más complicado entrar porque la clase ya está formada (o casi). En otras escuelas en ronda 3 para internacionales es casi imposible entrar porque no da tiempo a sacarse el visado porque empiezan el MBA a finales de julio o en agosto, pero en Booth yo creo que no debería afectar este tema porque el MBA empieza en septiembre y hay tiempo de sobra para sacárselo después de los resultados de ronda 3. A los que no habéis conseguido entrar o no os han sacado de la lista de espera, os animo a intentarlo en ronda 1 el año que viene. Pienso que la escuela valora la insistencia.

Hablando de españoles, quizá os interese saber qué tal está yendo el recruiting. Para los de primero difícilmente mejorable ya que todos han conseguido prácticas en lo que buscaban. Al final, van a: BCG (dos, uno a la oficina de Madrid y otro a la de Sao Paulo), Bain, Google, Goodyear, Barclays en trading & sales, UBS en banca de inversión, fondos de investment management (dos, uno en un fondo de Boston, y otro en un fondo de Barcelona), y otro en un fondo en Washington que invierte en América Latina. Vamos, que la cosa ha ido muy bien y ya están todos “colocados” :).

Y los de segundo, hay alguno que aún está decidiendo (hay empresas que hasta final de año no deciden las ofertas, como por ejemplo las PE y VC, y otras), otro que está emprendiendo, otro que va a Cargill en un puesto de general management en Estados Unidos, y yo que voy a McKinsey.

¿Cuánto cuesta realmente un MBA y cómo se puede pagar?

De forma frecuente recibo preguntas sobre cuánto cuesta realmente el MBA en una escuela como Booth y cómo uno puede afrontar los costes, así que me animo a escribir sobre ello. Y es que después de trabajar muy duro y pasar un proceso de admisión realmente exigente, por fin llega la soñada admisión y te preguntas cómo afrontar el dineral que cuesta el programa. Lo cierto es que los costes son una barbaridad, parecidos a lo que puede costar comprarse un apartamento en España.

Antes de nada, ¿realmente merece la pena? Con toda probabilidad si preguntáis a cualquier estudiante de las escuelas top-10 estadounidenses os dirán que sin lugar a dudas sí. Y es que si solo consideramos los aspectos monetarios, la media de un estudiante de Booth, Harvard, Stanford, y escuelas del estilo es amortizarlo entre 3 y 5 años después de haberlo acabado. Lo cierto es que las perspectivas a medio/largo plazo son muy buenas, y salir sin un buen trabajo de aquí es prácticamente imposible (si no lo consigues es que realmente no quieres encontrarlo). Además, si quitamos el dinero de la ecuación, hay un montón de cosas que un MBA te aporta que son incluso más importantes, como cambiar de carrera profesional, una network muy potente, conocimientos, experiencia de vida, etc.

Personalmente, lo creáis o no a mi el MBA me ha aportado un valor inmenso y veo el mundo de manera muy distinta. Si me trasladase tres años atrás al momento en que decidí apostar por un top MBA, dudaría muchísimo menos de lo que dudé (bueno, lo cierto es que dudé bastante poco) y sin pestañear lo haría. Mi mujer, que era mucho más escéptica, ahora es la fan número 1. El MBA nos ha abierto las puertas a unos mundos que nos eran completamente desconocidos. Antes del MBA, “you don’t know what you don’t know” y hasta que no te lo enseñan no sabes lo mucho que no sabíamos.

¿Cuáles son los costes reales?

Los costes de hacer un MBA en una escuela como Booth son los siguientes (he hecho una estimación basándome en los costes aproximados que vienen en esta página, adaptándolos un poco):

  • Matrícula: 20 clases + LEAD: $112.000 en total (aunque puedes hacer hasta 6 clases más gratis).
  • Otros fees pagados a la escuela: $3.000 en total (computer allowance, student life fee, …).
  • Material de estudio (libros, coursepacks, etc.): $1.000-2.000 en total. De todas maneras en Booth hay un mercado de segunda mano muy potente utilizando esta web que creó un compañero de clase: BoothSell. Yo lo único que no he vendido es lo que quiero quedarme para la posteridad.
  • Seguro médico: Hace un par de años varios europeos conseguimos un acuerdo con una aseguradora francesa, que nos cubre a todos los europeos por 600-700 euros al año. Si eres mujer, sin embargo, este seguro no te vale (por temas de embarazo y demás) y tienes que pedir el seguro de la universidad, que cuesta unos $2.700 por año.
  • Alojamiento: Entre $600 y $2.000 al mes, depende del edificio vivas, tipo de apartamento y si vives solo o compartes piso. De todas maneras, hay varias formas de pagar menos (ver más abajo).
  • Transporte: $1.000 al año, tren a la escuela, o la bici, taxis, etc.
  • Comida: $400-800 al mes, aunque esto depende mucho de si sales a cenar con frecuencia o no.
  • Teléfono, electricidad, etc.: En el precio del apartamento suele estar incluido Internet, cable TV, gas, calefacción, etc. (al menos en donde vivo yo). Lo que no incluye es la electricidad (pago unos $20-25 al mes). Por otro lado, otro gasto es el contrato de móvil, unos $50-100 al mes dependiendo de qué compañía, minutos, etc.
  • Extra: aquí ya cada uno. Si viajas mucho, compras mucho, etc. esto subirá.

Vamos, que entre unas cosas y otras, el coste del MBA ronda los $150.000 en total los dos años. Y esto no es todo. Hay que añadir el “coste de la oportunidad”. Es decir, durante el tiempo que dura el programa hubieras podido seguir trabajando, por lo que dejas de ingresar un salario durante más de dos años.

¿Cómo puedo financiar el MBA?

Lo bueno es que Booth ofrece préstamos a todos sus estudiantes, incluyendo estudiantes internacionales. No es para nada normal que una escuela de préstamos a los estudiantes internacionales (que no tenemos el famoso “credit history” americano). A los que estéis pensando en hacer un MBA fuera y necesitéis pedir un préstamo, os aconsejo que os informéis muy bien de qué escuelas ofrecen préstamos a estudiantes internacionales.

En Booth depende del año, pero suelen dar entre 80 y 90% del coste total del programa (incluyendo matrícula más gastos de vivir). Las condiciones no están mal. De hecho, conozco a compañeros que lo han pedido entero incluso no necesitando todo el dinero (por ejemplo, emprendedores que utilizan el dinero para dar los primeros pasos).

¿Cómo puedo reducir los costes?

A continuación hago un resumen con varias maneras para reducir los costes o para ingresar dinero durante el programa:

  • Becas del país de origen: Lo mejor para eliminar casi todos los gastos es por supuesto conseguir una beca de las que otorgan los países de origen. En España, hay bastantes fundaciones que ofrecen becas de posgrado que te pagan todo el MBA (matrícula más gastos) como Caja Madrid, La Caixa, Ramón Areces Rafael del Pino, etc.), en esta guía de Club-MBA listamos todas. Conseguirlas es muy complicado: dan muy pocas al año y la competencia es enorme. Yo estuve muy cerca pero al final no conseguí ninguna. De mis compañeros españoles hay varios con becas de Ramón Areces, Villar Mir, Navarra, …
  • Scholarships de Booth en el momento de la admisión: Otra manera de reducir la matrícula es si la escuela te da una “scholarship” en el momento de la admisión, que viene a ser una beca que te reduce el coste de la matrícula. En Booth dan bastantes, desde $10.000 hasta full-tuition (que cubren toda la matrícula) y todos los admitidos pueden conseguirlas (es decir, no hay que solicitarlas sino que la escuela te considera automáticamente). Mi mujer recibió half tuition (reducción de $50.000 en la matrícula) y varios de primer año recibieron cantidades similares. Aunque estas scholarships en principio se otorgan solo cuando te hacen la oferta de admisión, hay rumores de que se pueden conseguir también después de admitido y antes de haber aceptado la oferta. Por ejemplo, si vas al Comité de Admisiones y les enseñas que tienes admisión en una escuela de la competencia (tipo Harvard, Stanford y Wharton) y estás decidiendo entre ofertas quizá se rasquen el bolsillo y te den algo para que “motivarte” a que aceptes (que conste que yo lo intenté pero no funcionó). Y también parece que depende del año. Quizá os preguntéis, ¿en qué se basan para dar scholarships? Pues probablemente en méritos como candidato (lo fuerte que sea tu solicitud), y lo poco representado que esté tu perfil en la escuela. Por ejemplo, si tienes un perfil muy bueno y además eres un perfil poco común, probablemente las escuelas top se te rifen. Ser de un país poco representado, tener una experiencia laboral poco representada en la escuela, ser mujer, ser de una raza poco representada, etc. son cosas que ayudan. Un caso extremo sería ser mujer y venir de un país africano y tener una solicitud potente.
  • Scholarships por méritos académicos: Durante el primer año si sacas muy buenas notas te dan “merit scholarships” para el segundo. Y no solo por notas, también te dan scholarships por otros motivos. Por ejemplo, te dan por ayudar mucho a la escuela, otras por liderazgo, otras por construir lazos con nuevas empresas (mi mujer recibió una por haber hecho las prácticas MBA en una venture capital que nunca había reclutado en la escuela), otras patrocinadas por alumnis, etc.
  • Summer internship (prácticas de verano): Entre primer y segundo año realizamos prácticas en empresas (como recordaréis, en mi caso las hice en McKinsey). Depende de la empresa y el lugar, pero vamos lo normal es cobrar alrededor de $10.000-$13.000 al mes durante la duración de las prácticas (aunque hay bastante gente que cobra bastante más, y otros que las hacen en non-profits y casi no cobran). Lo normal es que dure unos tres meses, aunque hay gente que los hace más cortos y otros que los hacen más largos o incluso hacen dos y hacen casi cuatro meses.
  • Remuneración por colaborar con la escuela: También te dan dinero cuando colaboras con la escuela en algunos de los roles que hay (por ejemplo, a mi me dieron $2.000 por ser Admission Fellow, y también dan bastante más a los LEAD Facilitators, y también otros roles como Career Advisor). También pagan $30 la hora a los Teaching Assistants (TAs), que son los estudiantes que colaboran con los profesores en sus asignaturas. Los TAs corrigen los trabajos y los exámenes, hacen las review sessions (clases extras de repaso), etc. Lo normal es que cada profesor tenga entre uno y cuatro TAs, por lo que hay muchos. Para ser TA hay que haber hecho la asignatura previamente y que el profesor te quiera como TA (depende del profesor, pero normalmente si tuviste una A y se lo pides probablemente te dejará serlo). Mi mujer fue TA de un profesor que imparte Microeconomics durante el pasado trimestre, y yo iba a serlo de Building the New Venture pero al final preferí no hacerlo porque durante ese trimestre estaba hasta arriba entre asignaturas, Admission Fellows, Club-MBA y mil otras cosas. Además la profesora quería que lo fuese en la clase que impartía a PhD en otra escuela de la Universidad que me atraía menos. También se puede colaborar con los profesores como Research Assistant (les ayudas en sus investigaciones académicas durante el MBA).
  • Competiciones, Entrepreneurship Intenrship Program, etc: Hay muchas competiciones tanto dentro de la escuela como a nivel nacional, en plan competiciones de casos como el de Deloitte que quedé segundo, de marketing, de finanzas, etc. También si decides emprender durante el año y no haces prácticas de verano o las haces en startups, te dan unos $6.000 del Entrepreneurship Internship Program (EIP).
  • Ahorros en el alquiler del apartamento: Por un lado, cuando firmas el apartamento, si firmas 12 meses te dan uno gratis. Además, durante el verano todo el mundo subalquila sus apartamentos y te ahorras el alquiler. Como vivimos en una zona muy buena de Chicago, hay mucha demanda por nuestros apartamentos durante el verano (gente que vive en las afueras y quiere pasar el verano en el centro de la ciudad en edificios cerca del lago, con piscina y demás). En mi caso, subalquilé mi apartamento desde el 2 de junio (día que me fui a Madrid) hasta el 23 de septiembre (día que volví). Finalmente, si referencias a alguien y entra en un apartamento en el mismo edificio en el que estás, el edificio te da $1.000. Lo que hacemos en la escuela es que los estudiantes hacemos referencias a los que entran al año siguiente (yo hice referencia a un español que entró en septiembre, y mi mujer a otro). Y el dinero te lo repartes a medias con el que entra. Que yo sepa no se puede hacer más de un referral por persona.

Vamos, que hay maneras de reducir el coste total del MBA, aunque está claro que si uno no consigue becas, lo normal es endeudarse. Yo lo veo como una inversión en uno mismo. Muy probablemente la mejor inversión que haré en mi vida.

Por cierto, he recibido comentarios en este blog y en otros sitios que me comentan que los MBA como éste solo los pueden hacer gente con dinero, lo que me parece absolutamente falso. La gran mayoría hemos pedido un préstamo para pagar el programa, que lo iremos pagando con el trabajo post-MBA. Desgraciadamente, en España aún hay gente que está convencida de que quienes estudiamos en escuelas como ésta es porque nos lo han pagado nuestros padres millonarios. Esto no puede estar más alejado de la realidad, cualquier persona que quiera acceder a un MBA y tenga un perfil para ser admitido, puede hacerlo.

Fin de semana en Nueva York

El pasado fin de semana he estado en Nueva York gracias a McKinsey!. La última vez que estuve en la ciudad también fue gracias a ellos (bueno, y a BCG y Bain), aunque fue en muy diferentes circunstancias, ya que en aquella ocasión fui a pasar las rondas finales de sus procesos de selección. Esta vez, viaje de placer ;).

Resulta que el miércoles pasado estuvieron por Chicago tres personas de la oficina de Madrid de McKinsey: un socio, un AP (Associate Principal, el que está debajo del socio en el organigrama) y una persona de recruiting. Como todos los años, van a las ciudades de EEUU donde hay MBAs para conocer a los españoles interesados en la oficina de Madrid. Este año han estado en Chicago y en Nueva York.

El año pasado asistí a la misma cena, aunque ahora mi rol es distinto, ya que ya formo parte de la firma y mi labor ahora es hablar de mi experiencia durante este verano y ayudar en lo que pueda a aquellos a los que les interesa McKinsey, además de identificar a posibles candidatos que pudieran ser interesantes para la compañía. La cena de Chicago estuvo muy bien. Entre los muchos españoles que hay este año en Booth, los que hay en Kellogg y alguno latinoamericano interesado en la oficina de Madrid, se llenaron dos mesas enteras.

En el 230 fifth rooftop bar de Nueva York

Aprovechando que vienen a EEUU, organizaron un evento este fin de semana en Nueva York al que invitaron a todos los McKinseys que estamos este año haciendo nuestro segundo año del MBA en EEUU, incluyendo los summers (los que hicimos las prácticas este verano en la oficina y que recibimos oferta para volver después del MBA), y los que ya estaban en McKinsey antes del MBA y vuelven el año que viene después del mismo. Es decir, todos aquellos que empezaremos de Asociados en septiembre de 2013. La verdad es que lo pasé en grande y fue una muy buena oportunidad para conocer a los demás.

Lo malo es que me perdí la fiesta de Halloween (a la que sí asistí el pasado año) que como todos los años, es uno de los highlights del primer mes del MBA en cuanto a fiestas se refiere.

Summer @ Barcelona

Después de acabar el internship en McKinsey me vine para Barcelona ya que mi mujer está realizando su internship MBA aquí. Hacía años que no visitaba la ciudad y la verdad es que tenía muchas ganas de pasar aquí una temporada (nos quedamos hasta mediados de septiembre).

Los que me leéis desde hace tiempo recordaréis que mi mujer también está realizando su MBA en Booth. Durante este primer año ha desarrollado un gran interés por el mundo del capital riesgo, y más en concreto por el Venture Capital (empresas que invierten en empresas pequeñas, y cantidades entre 150.000 euros y no más de 1 ó 2 millones). Aunque es muy complicado entrar en este mundillo si no tienes experiencia previa en el sector y ni siquiera estudios previos en finanzas, al final consiguió una oferta en una empresa de Venture Capital en Barcelona. Además, la empresa parece que es la que más está invirtiendo en España en los últimos años. También tuvo otras ofertas tanto en España como fuera, aunque como sabéis nuestro objetivo es volver a España después de llevar cerca de 8 años fuera, así que era prioritario encontrar algo aquí para el internship. Mucho de su éxito en conseguir este internship se lo debe al profesor Scott Meadow y su asignatura “Entrepreneurial Finance and Private Equity”, que le encantó y le dio el conocimiento necesario para desarrollar el trabajo que está haciendo ahora.

Los otros españoles de Booth de mi año también les ha ido muy bien ya que todos han conseguido internships en lo que buscaban. Uno de ellos se ha quedado trabajando en un programa de General Management en Sears en Chicago, otro en una Private Equity en Washington, y el tercero en Malasia como CEO de una de las empresas que ha lanzado Rocket Internet en ese país. Como veis, un poco de todo.

McKinsey, punto y seguido

Después de dos meses muy intensos, el pasado martes acabé mi internship MBA en McKinsey. La gran noticia es que me hicieron oferta para volver después del MBA! Ha costado lo suyo, pero al final me voy con la oferta bajo el brazo y pasaré el segundo año MBA en Booth muy tranquilo ya que no tendré que preocuparme por la búsqueda de trabajo.

Sin poder contar demasiado por temas de confidencialidad, deciros que trabajé en un proyecto de organización en banca. El proyecto fue en Madrid por lo que no tuve que viajar. De media empezaba a trabajar a las 9 y salía a las 22:30. Digo de media porque varias veces salí más tarde de las 12 de la noche, y más de una más tarde de las 2. Pero bueno, lo cierto es que también salí algún día a las 20:30-21h, y los viernes casi siempre salía a media tarde. Trabajé algún fin de semana aunque fue más porque yo quise que porque me lo exigieran.

La empresa me ha encantado, muy diferente a lo que había experimentado hasta ahora. Eso de que tengas a no se cuantas personas “de apoyo” simplemente para que tú como consultor no pierdas ni un segundo en nada más que hacer tu trabajo (tienes gente que te hace los powerpoints, que te hacen las research de información, que te resuelve cualquier problema que tengas casi instantáneamente, etc.), de que puedas llamar a cualquier otro consultor del mundo y sin dudarlo te organice una call para ayudarte, de que te paguen todo prácticamente sin preguntar (taxis, desayunos/comidas/cenas, etc.), etc. pues a una persona que viene de una empresa “normal” pues le deja bastante atónito. Supongo que muchos de vosotros habréis trabajado en otras grandes consultoras, auditoras, etc. internacionales y ya estaréis acostumbrados a este tipo de cosas, pero yo no lo estaba. Otras de las cosas que me encantan es que todo está basado en meritocracia, y que los proyectos que se hacen son de grandísimo impacto.

El ambiente con los otros consultores de McK ha sido casi lo que más me ha gustado del trabajo. Tenía ciertos prejuicios antes de llegar pero rápidamente me di cuenta que eran falsos. Me he llevado genial con todos mi compañeros, en especial con la gente de mi equipo (que ya considero amigos). Lo cierto es que he pasado momentos muy buenos con ellos y les voy a echar de menos. Y vaya cracks!. Y luego lo que es el trabajo pues muy bien. No paras un segundo pero notas que lo que haces tiene un gran impacto. Las horas se me pasaban volando, cuando en mis anteriores trabajos me aburría como una ostra y los días se me hacían larguísimos. Aquí las horas pasaban a toda velocidad. He tenido mucho contacto con el cliente y no ha habido semana que no me haya tenido 2 ó 3 reuniones, solo o con compañeros.

Como sabéis, uno de mis objetivos de hacer el internship en McK era saber si esto de la consultoría me iba a gustar. Como podréis imaginar, la respuesta es claramente sí.

rid

PD: Gracias a todos los que habéis estado al tanto estas semanas y que me habéis escrito mensajes y habéis puesto comentarios.

McKinsey: semana 1

Esta semana he empezado a trabajar en “the Firm”, como llaman a McKinsey por aquí. Está siendo una paliza, no por culpa de McKinsey, sino porque aún estoy con mucho jetlag durmiendo poco, y aún no he tenido aún tiempo de recuperarme del viaje y del final frenético del primer año de MBA.

Como el internship empezaba el pasado lunes y los exámenes finales de Booth eran esta semana, tuve que adelantar algunos exámenes e incluso uno de ellos lo he tenido que hacer a distancia desde la oficina de McKinsey (después de no pegar ojo en toda la noche, de 10 horas de trabajo, ponte a hacer un examen de 3 horas de Macroeconomics…).

Bueno, más que “trabajo” mejor decir training, porque los dos días que llevamos han sido todo sesiones de formación. Todos los “summer interns”, entre los que hay Summer Fellows (los que hacen las prácticas en el último año de la carrera, normalmente en 4º), y los Summer Associates (los que lo hacemos en primer año de MBA). El training nos lo hacen a todos juntos, nos dan las Blackberries, los portátiles, los despachos, nos enseñan lo básico de la empresa que tenemos que saber, hablamos con socios de la empresa, con el director de la oficina, nos dan de desayunar, de comer, de merendar, de cenar… (como no me ande con ojo salgo de aquí con 10 kilitos de más). De todas maneras, estos dos días han sido bastante light y el tomate empezará mañana miércoles, día en el que me incorporo a mi equipo. He tenido bastante suerte porque al menos mi proyecto es en Madrid y no tengo que viajar. Bueno, a ver qué tal, ya veremos si esto de la consultoría me gusta ;).

Ni que decir tiene que muy probablemente no tenga tiempo para escribir durante los próximos dos meses…. Aunque la verdad es que me gustaría sacar algún día para hablar de lo que hacen las consultoras estratégicas en plan big picture, ya que no todo el mundo lo sabe (yo mismo confieso que hace un par de años no tenía ni idea).

Por cierto, acaba de salir la lista anual de CNN Money de las empresas preferidas por los top MBAs para trabajar, no hay muchas sorpresas aunque yo cambiaría el 2 por el 1 ;). Lista CNN Money

Spring quarter, toca emprender

Este quarter (cuatrimestre) va a ser de lo más movido. Estoy metido en mil historias y además haciendo asignaturas que me interesan muchísimo pero que llevan mucho tiempo.

Aunque como sabéis este verano pasaré dos meses trabajando en McKinsey Madrid, lo cierto es que mi sueño siempre ha sido emprender y no quiero desperdiciar mi estancia en Estados Unidos y la inmensidad de recursos que tiene Booth para, al menos, intentar lanzar algo. Afortunadamente, hace unas semanas tuve una idea de negocio que creo que puede funcionar, y desde ese día no he parado. La excitación del momento me hizo incluso comprarme una pizarra (que tengo puesta en la pared llena de ideas, más geek imposible), y por supuesto no paro de molestar a cualquier persona con la que me cruzo contándole la idea. Y el momento no ha podido ser mejor, porque este quarter estoy haciendo las asignaturas de Building the New Venture y Entrepreneurial Selling, que me vienen como anillo al dedo para que mi idea empiece a coger forma. Además de estas dos asignaturas, también estoy haciendo Corporation Finance, Macroeconomics, y voy de oyente a Operations Management: Business Process Fundamentals.

Building the New Venture la imparte Waverly Deutsch, que es una eminencia por estos lares en el mundo de los emprendedores. Además de profesora, trabaja en varios venture capitals, lleva una parte del New Venture Challenge del Polsky Center, es angel investor y consejera de muchas startups (y no tan startups) de Chicago, y ha ganado varios premios sobre estos temas. Esta clase la diseñó ella completamente hace unos 10 años, ha sido replicada por multitud de escuelas de negocios, y en su día ganó el  “Innovative Method of Teaching Entrepreneurship Award” de la US Association for Small Business, perteneciente al gobierno estadounidense. Además de clase normal (bueno, normal hasta cierto punto, ayer vinieron tres emprendedores a la clase y compartieron sus experiencias con nostoros) trabajamos en YourCo., una simulación en la que equipos de cinco personas simulan la creación de una startup desde el día 1 hasta los 18 meses. Lo mejor de todo es que a mi equipo le gustó mucho mi idea y es la que estamos utilizando en esta simulación. Aunque es muchísimo trabajo (de 10 a 15 horas a la semana además de la clase), ya os podréis imaginar que estoy encantado porque me está viniendo genial, tengo cinco estudiantes MBA trabajando en esto, profesores expertos en startups e inversiones juzgando, etc. Encima tengo un equipazo: somos dos españoles (el otro hace el internship en Sears), un argentino (va a Mattel), un americano (a Amazon), y un colombiano (a una Private Equity). Ya os iré contando según vaya avanzado al cuatrimestre.

Entrepreneurial Selling la imparte Craig Wortmann, que es CEO de SalesEngine y autor del libro “What’s your story?“. Este curso fue nombrado en 2011 como uno de los mejores cursos sobre emprendedores por Inc.Best Courses 2011: Entrepreneurial Selling. Trata sobre “vender” siendo emprendedor. Un emprendedor puede tener la mejor idea del mundo, pero si luego no sabe vender entonces no sirve de nada. Aquí aprendemos sobre cómo encontrar los clientes iniciales, cómo conseguir que se interesen en nuestros productos, cómo hacer que compren, etc. La clase me saca totalmente de mi “confort zone” (aunque bueno, esa es la idea). Por ejemplo, un primer assignment fue hacer “cold calling”: Tuve que ir a las Páginas Amarillas (Yellow Pages aquí) y ponerme a llamar a empresas a boleo de Chicago, conseguir llegar hasta la persona que decide qué productos se compran o no en una empresa (el decision maker), y que 10 de ellas me contestaran a cinco preguntas. Pues nada, al final llamé a más de 60 hasta conseguir las 10 respuestas! Esta semana, la segunda del curso, estoy trabajando con mi equipo (somos 6 en esta asignatura, la mayoría americanos) en un “Sales Trailer”, un vídeo promocional de una startup de la que queremos vender sus productos.

La tercera asignatura que estoy haciendo es Corporation Finance, de Amir Sufi. Este profesor, que no llega a los 35 años, no para de salir en el New York Times. Además, su clase está valorada dentro del sistema interno de Booth (en el que los estudiantes evaluamos a los profesores después de acabar su asignatura) como uno de los mejores profesores. Llevo dos clases con él y la verdad es que fenomenal. A mí el tema de la asignatura no es que me resulte apasionante, pero bueno este hombre la hace muy interesante.

La cuarta es Macroeconomics, de John Huizinga, un profesor bastante personaje que en sus ratos libres es agente de jugadores de baloncesto de la NBA (es el agente de Yao Ming). Disfruto mucho en sus clases porque las hace muy amenas, y no tiene pelos en la lengua. No duda un segundo en criticar las medidas tomadas por la Fed, por su amigo Bernanke, por el gobierno americano o por la UE.

Y finalmente, voy de oyente a Operations Management: Business Process Fundamentals. La mayoría de los profesores dejan que vayan otros estudiantes de oyentes a sus clases (es decir, vas a las clases pero no estás matriculado (es decir, no pagas), ni tienes por qué hacer los assignments ni nada). Me decidí a auditarla en vez de a matricularme en ella porque vi el temario y pensé que me vendría bien aprender sobre Operaciones antes de mis prácticas de verano, pero tampoco tengo mucho tiempo para llevarla al día. Además, el profesor, Christopher Ryan, es un tío muy simpático y me ha dado acceso a todo el material de la asignatura e incluso me deja participar en clase y hacer los assignments si quiero.

Summer Internship en McKinsey & Company en Madrid

Después de una semana de locura, en la que he volado de un sitio para otro, dormido en 3 hoteles distintos y hecho 11 entrevistas, al final todo ha salido bien y me vuelvo a Chicago con la oferta de trabajo para el verano soñada bajo el brazo. Nada más y nada menos que McKinsey en Madrid!

Como sabéis mi objetivo después del MBA es volver a España, aunque tengo en mente muchos proyectos para emprender, veo las prácticas de verano como una gran ocasión para probar el mundo de la consultoría estratégica. Al final será en McKinsey, aunque lo cierto es que también llegué a las rondas finales de Boston Consulting Group y Bain & Company para consultoría en Madrid, y Microsoft, Google y Deloitte en EEUU. La verdad es que ha sido una decisión muy difícil porque reconozco que tanto BCG como Bain me gustaban mucho y ambas dos se han portado muy bien conmigo durante todo este año.

El proceso de selección de McKinsey (los de Bain y BCG son muy parecidos) ha constado de varias fases:

FASE 0: conseguir la entrevista

La fase cero es conseguir la invitación a la primera entrevista. No vale con tener un buen CV y estar en una escuela top, es esencial hacer mucho networking, asistir a eventos organizados por la compañía, hacer que te conozcan, mostrar interés, etc. Para la gente que recluta para oficinas americanas esta etapa es crucial. Para los que vamos a oficinas internacionales no lo es tanto, pero aún así el verano pasado asistí a un evento pre-MBA de McKinsey (también a los de BCG y Bain), y también fui a la cena que organizaron en Chicago y que vino gente de Madrid, incluido uno de los socios que luego me ha entrevistado.

FASE 1: Problem Solving Test (PST)

Este test lo tuvimos que hacer todos los que habíamos recibido invitación para entrevistar en McKinsey en ronda 1, que sólo en Booth éramos como 150. El test se compone de 3 casos de negocio basados en proyectos reales de McKinsey. En total tiene 26 preguntas de respuesta única y te dan una hora. Buscan ver tu capacidad de analizar y resolver problemas. El test es complicado, sobre todo porque has de responder cada pregunta en unos dos minutos y hay mucho que leer, muchos gráficos que interpretar, etc. Para los curiosos, nos dieron un ejemplo para practicar que os podéis descargar desde la web de McKinsey: éste

Aunque no hay datos, un consultor me comentó que el test se pasa respondiendo de 13 a 15 preguntas bien. Contestar 17 es hacerlo bien y contestar más de 20 lo hacen muy pocos.

FASE 2: Primera Ronda de entrevistas

Esta ronda dicen que es la más complicada de pasar y en la que más criba hacen.

Consta de dos entrevistas de 45 minutos cada una. Las hice en el Harper Center y me la hicieron dos Engagement Managers de la oficina de McKinsey de Chicago. Cada entrevista consta de tres partes: fit, caso y preguntas. La parte del fit te preguntan sobre tu pasado, y te hacen preguntas behavioral (“comportamentales”), tipo “cuéntame una situación en la que tuviste que liderar un equipo y tuviste un problema con alguien del equipo”, o “cuéntame un proyecto que lideraste sin que nadie te lo pidiese”. Van al detalle de todo y en una de ellas el tipo me acribilló a preguntas.

Luego viene el famoso caso. Para los que no lo sepáis un caso de entrevista simula un caso real de una empresa que tiene un problema “x” y tú tienes que resolverlo haciendo las preguntas correctas identificando la raíz del problema, y luego recomendar la solución. A mí me cayeron casos de todo tipo, desde un fondo de Private Equity que se estaba planteando comprar una empresa y había que ver si era rentable o no, hasta más típicos de una empresa que ha perdido cuota de mercado y no sabe por qué; otra que sus márgenes de beneficio han caído; u otra que un competidor acaba de entrar en el mercado y no sabe cómo reaccionar; u otra que está pensando expandirse en China y no sabe cómo hacerlo y si es rentable. Para resolver casos es básico utilizar unos buenos frameworks y a mi estos me resultaron fundamentales.

Me llamaron dos días después para decirme que había pasado la ronda.

FASE 3: Segunda Ronda de entrevistas

En esta ya solo quedábamos entre 7 y 10 candidatos, entre los que vi gente de Columbia, Wharton, Booth, Harvard, Fuqua y Tuck. Fue en Nueva York y se hace con los socios (Partners) de la oficina de Madrid. Cada candidato pasamos tres entrevistas (una con cada socio). Fueron parecidas a las que hice en Chicago salvo que en español, cosa que me resulta bastante más fácil porque es más sencillo conectar con la otra persona, y cuando estás buscando ideas te vienen las cosas más rápido a la cabeza.

Y nada, tres horas después acabar las entrevistas cuando estaba muerto de cansancio en el Hotel Sheraton de Nueva York (en pleno Times Square, como se lo curran!) recibí la ansiada llamada de uno de los socios diciéndome que me hacían oferta!

EDITADO: He utilizado parte de este artículo en la Guía de preparación de entrevistas de consultorías de Club-MBA. Os la recomiendo.

Entrevistas para el Summer Internship

Esta semana empezamos las entrevistas para el summer internship (las prácticas de verano), que como sabéis es parte fundamental del MBA y lo cierto es que la mayoría de las prácticas terminan con una oferta de trabajo a tiempo completo para después del programa.

La primera semana está dedicada mayormente a los que reclutan para investment banking y el Harper Center está repleto de bancos de inversión, aunque también hay alguna de puestos de marketing y general management de empresas varias. La semana que viene son las entrevistas de consultoría y luego ya a principios de febrero todas las demás.

En casi todos los puestos hay dos rondas de entrevistas, y cada ronda tiene dos entrevistas de una hora aproximadamente. El Harper Center tiene decenas de salas para entrevistar, por lo que las empresas vienen aquí a hacerlas. Aún así, para puestos internacionales en ocasiones hay que desplazarse a otra ciudad donde hacen todas las entrevistas a todos los candidatos de todas las escuelas.

En este momento tengo cinco entrevistas de ronda 1 en varias consultoras (BCG, McKinsey, Bain para la oficina de Madrid, y Deloitte para la oficina de Chicago, la cual me invitó directamente gracias a la segunda plaza en la National Case Competition for Booth) y firmas de High-Tech (de momento Microsoft, aunque lo más seguro es que Google y Amazon también me inviten cuando salgan los resultados). Hoy tengo la primera entrevista, Microsoft en el campus, y la semana que viene tengo las demás, unas en el campus (McKinsey y Deloitte) y otras en Boston (Bain) y en Nueva York (BCG), así que me voy a pasar la semana viajando. Y si paso a la ronda 2, más viajes.

Aunque tengo ganas de hacer las prácticas en alguna de estas empresas, también tengo la posibilidad de quedarme en el Polsky Center of Entrepreneurship este verano y trabajar en mi propia idea de empresa, cosa que también me interesa mucho.

Exámenes, winter break y comienzo del segundo trimestre

Sin casi darnos cuenta ya estamos metidos de nuevo en la vorágine del MBA.

Primero, os hago un rápido resumen del pasado mes. La primera semana de diciembre tuvimos los exámenes del primer trimestre. Tuve tres exámenes: Financial Accounting, Microeconomics, y de Marketing Strategy. Los dos primeros fueron exámenes tradicionales (el de Accounting era “open-book”, podíamos llevar los libros y apuntes que quisiéramos) y el de Micro era closed-book. Sin embargo, el examen de Marketing era un “take-home”, es decir, un análisis de un caso que lo hacíamos en casa.

Después de los exámenes llegó el merecido “Winter Break”, tres semanas de vacaciones. Mucha gente de nuestra clase se fue al Ski Trip a Aspen, Colorado. Otros se fueron a hacer industry treks, que son viajes a diferentes partes del mundo para visitar empresas. Por ejemplo, yo me apunté a un viaje de startups a Sillicon Valley pero que al final decidí no ir. Hay viajes a visitar venture capitals, private equities, otros para ver a empresas High-Tech (Google, Apple, Microsoft, Amazon, etc.), otros a Nueva York, Londres, Hong Kong (bancos), de energía a Houston, y así decenas de ellos. Tengo pendiente una entrada en el blog en la que hablaré de todos estos viajes.

El caso es que nosotros decidimos ir a Madrid y pasar allí más de dos semanas. Llevábamos tres años sin volver a España por Navidad y ya tocaba. En Madrid como podréis imaginar ha sido un continuo sin parar, entre reuniones familiares, cenas con amigos, eventos en empresas, etc. Además, tuvimos la ocasión de organizar el evento de Booth, y cenamos un día con varios de los españoles admitidos en Ronda 1. También organizamos la cena de Navidad con el Equipo de Club-MBA. Vamos, al final volvimos a Chicago casi más cansados de cuando nos fuimos.

En Chicago el Winter quarter (el segundo trimestre del MBA) ha empezado a toda pastilla. A finales de enero tenemos las entrevistas para el internship del verano (he sido invitado a entrevistar en varias empresas), y la escuela nos está preparando a conciencia para que nos vaya bien. De veras, sigo alucinado con los recursos que la escuela ofrece y lo bien que está organizado todo, una vez pase todo esto escribiré una entrada sobre los medios que la escuela ha puesto a nuestra disposición para preparar las entrevistas.

Investments, Competitive Strategy y Applied Regressions

Por otro lado, ya hemos empezado las clases. Voy a hacer Investments con Stefano Giglio, un nuevo y joven profesor que viene de Harvard, Competitive Strategy con Matthew Gentzkow (nombrado por Poets & Quants como uno de los mejores profesores del mundo de menos de 40 años: enlace noticia), también de Harvard, y Applied Regressions con Carlos Carvalho, de Duke. Ésta última me cuenta como substituto de Business Statistics, que es un requisito obligatorio. He preferido subir un peldaño y hacer Regressions ya que en la carrera di mucha estadísitica y por la pasta que pagamos por cada asignatura casi mejor aprovechar para aprender algo nuevo aunque la asignatura me requiera más trabajo. Lo bueno es que este trimestre no he gastado ningún punto en el iBid, que unido a los sólo 800 que gasté en el primer trimestre, tengo ya un “saco” de más de 13.000 puntos. Aún no he tenido tiempo para explicaros en detalle cómo funciona el iBid, el sistema de Booth con el que eliges asignaturas y profesores (pronto…).

Por cierto, os acordáis de la competición de casos de Deloitte en Booth en la que mi equipo quedó segundo en Chicago? Pues el equipo que nos ganó tenía que competir contra los mejores equipos de las demás escuelas de negocios en un fase final en Dallas. La competición fue el pasado fin de semana y han quedado segundos del país, un gran logro. Los ganadores? un equipo de Virginia Darden. Podéis ver el cuadro final con los resultados aquí.

Google y Amazon en Booth

La semana pasada estuvieron por el campus tanto Google como Amazon, otras dos empresas “High Tech” que vienen (como ya hicieron hace unas semanas Microsoft y Apple, IBM, Intel, y muchas otras).

Merchandising de Google

Google estuvo un día entero en la escuela. Vinieron varios Boothies que trabajan en Google. Primero por la mañana organizaron un evento al que sólo invitaron a los estudiantes que tenemos un background de tecnología (la mayoría éramos ingenieros informáticos), y nos vendieron el puesto de Product Manager en Google, y lo mucho que les interesan los ingenieros con MBA. Ya por la tarde hubo un evento abierto a todo el mundo donde presentaron la empresa y los demás puestos que tienen para internships de verano (varios).

Amazon por su parte organizó una cena en un casino en el Estado de Indiana (fuera de Illinois, pero vamos, a 30 minutos en autobús que nos llevó hasta allí y nos trajo de vuelta). Nos dijeron que están interesadísimos en MBAs de Booth y que su meta es convertirse en una de las top-5 empresas que más reclute en Booth durante los próximos años, cosa que me parece muy optimista visto la gran cantidad de estudiantes que se lleva McKinsey, Bain, BCG, Goldman Sachs, JP Morgan y demás (ver 2011 Employment Report para más info). Nos hablaron de varios roles que tienen para MBAs, sobre la vida en Seattle (donde está la sede, como la de Microsoft), etc. Sortearon dos Kindle de los nuevos entre los estudiantes que estábamos pero como ocurrió con las XBOXs de Microsoft tampoco hubo suerte. Por cierto, al igual que Apple y Microsoft, tanto Google como Amazon repitieron varias veces que no hace falta tener un perfil tecnológico para conseguir trabajo en ellas, aunque bueno, si no se tiene hay que demostrar pasión por la tecnología.

Bueno, el último mes y medio ha sido un continuo ir y venir de empresas al campus de todas las industrias que os podáis imaginar. Ahora ya parece que la cosa se acaba en cuanto a visitas y ya toca empezar a enviar currículums y cartas de motivación (que por cierto, mañana tengo una sesión individual con un Career Advisor que va a corregirme un par de cartas de motivación que he escrito). La mayoría de las fechas límite de las solicitudes a puestos de internship son a mediados de diciembre. Ya os contaré al final qué empresas han conseguido convencerme para que envíe mi candidatura ;).

Microsoft y Apple en Booth

Esta semana las grandes compañías “High Tech” (como las llaman por aquí) están por la escuela presentándose e intentando captar talento (como siempre dicen) para sus internships y puestos full-time. Ayer asistí a las presentaciones de Microsoft y Apple, dos de las más grandes empresas del sector.

La presentación de Microsoft me gustó mucho. Vinieron unas 10 personas de la empresa, todos graduados de Booth de diferentes promociones, e incluso dos estudiantes de segundo año que han hecho el internship allí este verano. Lo primero que llama la atención de estas empresas es que los recruiters vienen en vaqueros y camiseta. Es algo que hacen a propósito, para dar una imagen casual y friendly. La presentación se centró en lo que significa trabajar en una empresa como Microsoft, cuáles serían los roles que desempeñaríamos, la progresión de la carrera profesional allí, los mil y uno beneficios que obtendríamos por ser empleados suyos, etc. Además, hablaron mucho de la gran diversidad de productos que tienen (XBOX, Office, Windows, Skype, Hotmail, Bing, etc.) que hace que se pueda cambiar de rol y de producto fácilmente si se desea. También nos hablaron sobre los internships, los diferentes roles (para el internship tienen sobre todo Marketing y Finanzas, para el full-time tienen también estrategia, operaciones y otros), los trainings que hay, los eventos con los altos directivos (incluido Steve Ballmer, el CEO) y sobre la vida en Seattle (donde está la sede de Microsoft y el 90% de los puestos de trabajo, internacionalmente casi todo lo que tienen es trabajo de “sales”). Nos hablaron del próximo Windows 8 y del cambio de Hotmail. Para terminar, sortearon entre los estudiantes que estábamos (unos 60) ratones, juegos de X-BOX, un pack de Office para Mac, y finalmente, dos consolas X-BOX! Desgraciadamente no me tocó nada… pero bueno, a un buen amigo le tocó una de las X-BOX y se fue feliz.

Después de Microsoft me pasé por la presentación de Apple, en la que había bastante más gente. Creo que el motivo por el que había más gente no fue porque Apple le interese más a la gente que Microsoft (que seguramente también), sino sobre todo porque a la misma vez que la presentación de Microsoft había una de Nomura (un banco de inversión) y muchos “investment bankers” prefirieron ir a esa, y cuando se acabó se pasaron por la de Apple. El caso es que la de Apple, entre nosotros, me decepcionó un poco, sobre todo porque era fácil comparar la presentación con la anterior de Microsoft que había sido buena. De primeras, sólo vinieron 4 personas, una de Recursos Humanos y tres empleados que se graduaron en Booth hace unos años. Nos pusieron unas cuantas gráficas sobre lo mucho que ha crecido Apple desde 2001 (parece que la empresa no existía antes del 2001…) y luego se dedicaron a ponernos videos sobre sus productos, sobre el iPod, el iPhone, iPad (sabíais que la idea del iPad surgió antes que la del iPhone? ) y los Macs. Al verlos, parecía que nos estaban intentando vender productos más que convencernos para trabajar allí. Y esos videos ya me sonaban, estoy casi seguro que se pueden encontrar en su página web. Además, la presentadora no era la alegría de la huerta, y mientras en casi todas las presentaciones los presentadores te hacen reír en algún momento antes o después, en esta parecía un funeral. Luego ya pasaron a hablar los Boothies y la cosa mejoró, porque nos hablaron un poco más sobre lo que nos interesa: cómo es trabajar allí, qué roles desempeñaríamos, etc, pero bueno, nada del otro mundo.

Quizá Apple, que está en la cresta de la ola, no tiene necesidad de “venderse” tanto como Microsoft, que para muchos parece “más aburrida” o menos cool que la empresa de la manzana. Desde luego, ayer pareció todo lo contrario.

Por cierto, mucha gente piensa que para trabajar en este tipo de empresas hay que tener un perfil tecnológico, o estudios en Informática. Pues bien, en Microsoft quisieron aclarar que no es para nada un requisito, de hecho una de las que vino y que es Booth’05 había sido abogada previamente. Lo único que dijeron es que hay que demostrar pasión por la tecnología, ya sea en la cover letter o en las entrevistas. Una persona que tenga estudios en informática tendrá que hacer menos esfuerzos para demostrarlo que una persona que no los tenga, pero recalcaron varias veces que para nada es necesario tenerlos.

Aprobada la Grade Non Disclure (GND) en Booth Class of 2013

Como ocurre todos los años, los estudiantes hemos votado si queremos aplicar o no la GND (“Grade Non Disclosure”) para nuestra clase. Como lleva ocurriendo desde 2000, hemos votado sí por goleada. La GND es una “ley” estudiantil que nos impide comunicar las notas del MBA a las empresas en las que reclutamos, ni para el internship ni para el trabajo full-time (sin embargo, sí que se pueden comunicar después de un año de la graduación). Esta medida está respaldada por más del 90% de la clase. No es una ley oficial “Booth” y tampoco es apoyada por los profesores, quienes se quejan de que la GND hace que el nivel baje en las clases. Sea como sea, yo estoy totalmente a favor de la misma.

¿Por qué me parece muy bien la GND? Por varias razones. Primero, los estudiantes competimos por los mismos puestos de trabajo unos contra otros, por lo que si los recruiters tuvieran acceso a las notas, los estudiantes seríamos muchísimo menos colaborativos de lo que lo somos teniendo GND. Aquí en Booth ahora mismo nadie se sorprende cuando alguien de tu clase que casi no conoces te ve discutiendo con tus compañeros de grupo sobre una determinado problema, y se une para ofrecer su ayuda sin buscar ni recibir nada a cambio, cuando sabe perfectamente que las notas son por curva de Gauss y que ayudarnos implica que él o ella sacará menos nota. Estoy convencido de que esto no pasaría si no hubiera GND. El otro día estuve en un evento de una de las consultorías grandes, y hablando con un Partner de la firma, me comentó que en las escuelas en las que sí que tienen acceso a las notas, ellos (las empresas) se fijan muchísimo en ellas para diferenciar candidatos, casi en lo que más. Como es lógico, si sabes que el conseguir el puesto de trabajo en tu empresa soñada va a depender de sacar más nota que tu compañero, adoptarás una posición más competitiva que si no dependiera de ello. De hecho este tema es algo sobre lo que se habla bastante entre españoles MBA de distintas escuelas que he ido conociendo (prefiero no decir nombres de las escuelas), y he oído experiencias muy negativas de escuelas en las que no hay GND y en donde la competición entre la gente es algo exagerado.

Segundo, en una escuela buena la gente suele ser ya de por sí competitiva (si no seguramente no estaríamos aquí), por lo que la mayoría lo vamos a intentar hacer bien aunque nuestras notas no se publiquen a los recruiters (entre los estudiantes al final todo el mundo sabe qué notas tienen los demás…). Lo queremos hacer bien pero hasta cierto límite, no vamos a estar obsesionados con sacar mejor nota que los demás, ni nos pasamos todo el día estudiando para hacer los exámenes mejor que nadie.

Tercero, una de las grandes ventajas de Booth es que tenemos un programa totalmente flexible y hay mucha diferencia entre niveles de asignaturas en cuanto a dificultad y a contenido. Si no hubiera GND la mayoría de la gente tendería a cogerse asignaturas fáciles para asegurarse una A+. Imaginad un estudiante que tiene un CFA y que por tanto sabe un huevo de finanzas. Si no hubiera GND, en vez de cogerse las asignaturas lo más avanzadas posible para aprender más, seguramente se iría a coger la básica para arrasar a sus compañeros y sacar la A+, que luego le ayudaría mucho cuando esté solicitando un puesto de trabajo. Esto es lo que, en mi opinión, ocurriría en todas las asignaturas, y sólo los más valientes o a los que les diera igual la nota se atreverían a coger las asignaturas que más les interesase, o en las que más fueran a aprender. Con la GND, cada estudiante de verdad elige las asignaturas que realmente quiere hacer, quitando la nota que va a sacar de la ecuación. Con GND, tienes la posibilidad de aprender mucho más que sin ella.

Finalmente, tampoco os penséis que la gente se pasa el MBA de fiesta por haber GND. A nadie le gusta sacar una C y ser de los malos de la clase, ya que aquí todo el mundo se cree (es) muy bueno. Y, además, siempre hay incentivos para sacar más nota que los demás, como por ejemplo las scholarships que Booth da en el segundo año a los que quedan dentro del top 10% de la clase, y que cuya distinción (Dean List) sí que se puede poner en el CV después del internship del verano.

Y qué decir sobre el supuesto descenso del nivel de las clases del que se quejan los profesores? Pues seguramente tienen razón, es lógico que el nivel algo disminuya, ya que los estudiantes se preparan menos las clases que lo que lo harían si no hubiera GND. Sin embargo, insisto en que la gente se prepara mucho las clases, los casos, etc y van más que preparados a las clases; nadie quiere sacar una C o una D, o que el profesor te haga una “cold call” en clase y que te pille en fuera de juego. Los profesores por supuesto que querrían que todos fuéramos preparados al máximo, pero bueno, nosotros preferimos no vivir el MBA encerrados en la biblioteca y disfrutar también de otras cosas que también son parte del mismo y del proceso de aprendizaje (clubs, eventos, conferencias, competiciones, viajes organizados por la escuela para visitar empresas, fiestas, etc.), que no participaríamos tan intensamente si tuviéramos que pelearnos por las notas para conseguir el trabajo soñado.

En resumen, yo estoy totalmente de acuerdo con esta medida. De hecho, el que Booth fuera GND fue un factor muy importante en su favor durante mi periodo de selección de la escuela de negocios a la que quería ir, ya que lo último que quería era compartir 2 años en un MBA con gente ultra competitiva. Ahora ya en mitad del MBA estoy encantado con el ambiente que hay en la escuela, muy sano y colaborativo, junto con alto nivel de exigencia en las clases. Estoy seguro que esto es en gran parte gracias a la GND.

En la imagen podéis ver la GND que acabamos de aprobar

Más información sobre la GND de Booth: http://student.chicagobooth.edu/group/gbc/gnd.htm

¡Como locos!

Ya estamos en medio de la primera fase del recruting. En esta fase las empresas vienen en manada al campus y organizan un trillón de eventos de todo tipo: presentaciones, desayunos, comidas, cenas, cafés, conferencias, charlas, mesas redondas, etc. Lo cierto es que en las últimas tres semanas sólo he comido una vez de mi bolsillo (bueno, a decir verdad creo que llevo cinco en dos meses, en septiembre todas las pagaba la escuela).

El Harper es un ajetreo de gente yendo y viniendo: unos yendo a clase; otros estudiando en la biblio; otros preparando casos en grupo en study rooms o incluso en el Winter Garden; muchos second-years (estudiantes de segundo año) ayudando a first-years a preparar sus currículum (me lo han revisado unas 6 personas ya, mi currículum es otro comparado con el que traía); otros se pasan la vida yendo y viniendo del locker (la sala donde tenemos las taquillas (caben trajes) y donde hay vestuarios para cambiarse), etc. Siempre hay que estar al tanto del dress code del evento al que vayas a ir. Cuando vienen empresas de Silicon Valley (tipo Google, Facebook, etc.) los recruiters viene en vaqueros e incluso en camiseta, y en el otro extremo, cuando vienen los bancos de inversión (tipo Goldman Sachs, Citi, JPMorgan, etc.), los recruiters vienen hechos un pincel y los estudiantes vamos de corbata. Pero aparte de eso, las demás empresas (incluidas las consultoras y empresas de industria) con ir business casual es suficiente. Es fácil ver quién de tu clase recluta para investment banking, no se quitan el traje ni para dormir!

¿Por qué son tan importantes estos eventos? pues lo cierto es que para la gente que quiere quedarse en Estados Unidos a hacer el internship es crucial que hagan networking con los recruiters. Si el recruiter luego se acuerda de ti y si le causaste una buena impresión, lo más probable es que te invite a entrevista (si tu CV les interesa, claro). Yo por mi parte me lo estoy tomando de forma más relajada, voy a los eventos que me interesan pero sin forzar. Esto es porque mi objetivo es hacer el internship en España, por lo que en principio el networking que haga durante estas semanas no es tan importante como para los que quieren hacerlo en Estados Unidos. Aún así hay ciertos eventos que no puedo/quiero perderme.

La mayoría de la gente está como loca, sin tiempo para dormir. Además de todos los cientos de eventos que tenemos, también tenemos que ir a clase, preparar casos y assignments para las mismas, y preparar los midterms (los exámenes parciales) que llegan ya (de hecho, mañana tengo el primero: Microeconomics). Y luego nadie se quiere perder cuando alguien famoso viene a la escuela a hablarnos (por ejemplo, el otro día a las 7:30 de la mañana estábamos todos escuchando a Henry Paulson). Y qué decir de las fiestas? pues aunque el ritmo ha bajado considerablemente, aún así todas las semanas hay alguna grande montada que no te quieres perder. Además, para los más fiesteros (que pocos no hay) todos los jueves hay TNDC (Tuesday Night Drinking Club) en algún bar de Chicago.

Ahora agradezco las charlas en septiembre que nos dieron sobre time management, uso de calendarios, listas de tareas, y demás. Si vierais mi calendario de Google alucinaríais!

 * La imagen es de Poets & Quants

Booth Career Services: de la mano hacia el internship

Todos los martes tenemos 3 horas de clase con los de “Career Services”, que nos están preparando para el recruiting de los internships (prácticas de verano entre primero y segundo). Durante las primeras semanas de septiembre nos hablaron sobre industrias y las distintas salidas profesionales (ver Industry Immersion y carreras profesionales post-MBA) en un intento de mostrarnos todas las posibilidades que tenemos para nuestra carrera profesional post-MBA. Hoy nos han hablado sobre cómo encontrar empresas a las que mandar nuestros CVs (sobre todo a aquellas que por no ser suficientemente grandes no tienen recursos para venir al campus a buscarnos), sobre dónde encontrar información sobre ellas (Booth tiene unas bases de datos enormes con información de miles de empresas), sobre cómo contactar a Alumni para ofrecerse para un internship (formato de los emails, contenido, tono, etc.) y cosas del estilo. También hemos trabajado en nuestros “elevator pitch”, que viene a ser el discurso que le deberías contar a una persona a la que estás intentando impresionar (por ejemplo, un recruiter) si te lo encuentras en el ascensor. Se trata de tener preparado un pequeño discurso con el que nos presentemos dando nuestros puntos fuertes y hablando de nuestra experiencia previa, y que podamos usar cuando en pocas semanas (o días) empecemos a encontrarnos con recruiters. Durante las próximas semanas nos prepararán para las entrevistas, para los eventos informales de recruiting (haremos “mocktails”, que son cocktails de prueba), prepararemos nuestros CVs, cover letters, etc. Vamos, que se lo están currando al máximo para ayudarnos a encontrar el internship de nuestros sueños, y para asegurar que el 100% de la clase consiga al menos un internship, como suele ocurrir casi todos los años.

También nos han mostrado el calendario con las fechas en las que cada empresa viene a Booth a hacer las entrevistas a los candidatos que haya escogido en la primera fase. Las empresas vienen en determinadas fechas dependiendo del área o industria de las mismas. En general, entre octubre y noviembre las empresas vienen al campus a presentarse y organizan eventos (presentaciones, cocktails, etc.) para conocernos. Luego a finales de noviembre mandamos los CVs y cover letters a los puestos que queramos, y luego ya en enero y febrero se hacen las entrevistas on-campus (el Harper Center tiene como 40 salas para las entrevistas, brutal). Las off-campus se hacen cuando se quiera. En la siguiente foto se muestra el calendario de las entrevistas:

Y luego en la siguiente foto se puede ver en qué áreas realizaron los internships (prácticas de verano) los estudiantes que ahora están en segundo año (Class of 2012).

Como podéis ver, está bastante repartido por áreas, aunque como siempre finanzas y consulting son las más populares.

En mi caso particular, estoy decidido a intentar hacer una internship en Consulting este verano, a ser posible en España. A ver si hay suerte.