LEAD

¿Cuánto cuesta realmente un MBA y cómo se puede pagar?

De forma frecuente recibo preguntas sobre cuánto cuesta realmente el MBA en una escuela como Booth y cómo uno puede afrontar los costes, así que me animo a escribir sobre ello. Y es que después de trabajar muy duro y pasar un proceso de admisión realmente exigente, por fin llega la soñada admisión y te preguntas cómo afrontar el dineral que cuesta el programa. Lo cierto es que los costes son una barbaridad, parecidos a lo que puede costar comprarse un apartamento en España.

Antes de nada, ¿realmente merece la pena? Con toda probabilidad si preguntáis a cualquier estudiante de las escuelas top-10 estadounidenses os dirán que sin lugar a dudas sí. Y es que si solo consideramos los aspectos monetarios, la media de un estudiante de Booth, Harvard, Stanford, y escuelas del estilo es amortizarlo entre 3 y 5 años después de haberlo acabado. Lo cierto es que las perspectivas a medio/largo plazo son muy buenas, y salir sin un buen trabajo de aquí es prácticamente imposible (si no lo consigues es que realmente no quieres encontrarlo). Además, si quitamos el dinero de la ecuación, hay un montón de cosas que un MBA te aporta que son incluso más importantes, como cambiar de carrera profesional, una network muy potente, conocimientos, experiencia de vida, etc.

Personalmente, lo creáis o no a mi el MBA me ha aportado un valor inmenso y veo el mundo de manera muy distinta. Si me trasladase tres años atrás al momento en que decidí apostar por un top MBA, dudaría muchísimo menos de lo que dudé (bueno, lo cierto es que dudé bastante poco) y sin pestañear lo haría. Mi mujer, que era mucho más escéptica, ahora es la fan número 1. El MBA nos ha abierto las puertas a unos mundos que nos eran completamente desconocidos. Antes del MBA, “you don’t know what you don’t know” y hasta que no te lo enseñan no sabes lo mucho que no sabíamos.

¿Cuáles son los costes reales?

Los costes de hacer un MBA en una escuela como Booth son los siguientes (he hecho una estimación basándome en los costes aproximados que vienen en esta página, adaptándolos un poco):

  • Matrícula: 20 clases + LEAD: $112.000 en total (aunque puedes hacer hasta 6 clases más gratis).
  • Otros fees pagados a la escuela: $3.000 en total (computer allowance, student life fee, …).
  • Material de estudio (libros, coursepacks, etc.): $1.000-2.000 en total. De todas maneras en Booth hay un mercado de segunda mano muy potente utilizando esta web que creó un compañero de clase: BoothSell. Yo lo único que no he vendido es lo que quiero quedarme para la posteridad.
  • Seguro médico: Hace un par de años varios europeos conseguimos un acuerdo con una aseguradora francesa, que nos cubre a todos los europeos por 600-700 euros al año. Si eres mujer, sin embargo, este seguro no te vale (por temas de embarazo y demás) y tienes que pedir el seguro de la universidad, que cuesta unos $2.700 por año.
  • Alojamiento: Entre $600 y $2.000 al mes, depende del edificio vivas, tipo de apartamento y si vives solo o compartes piso. De todas maneras, hay varias formas de pagar menos (ver más abajo).
  • Transporte: $1.000 al año, tren a la escuela, o la bici, taxis, etc.
  • Comida: $400-800 al mes, aunque esto depende mucho de si sales a cenar con frecuencia o no.
  • Teléfono, electricidad, etc.: En el precio del apartamento suele estar incluido Internet, cable TV, gas, calefacción, etc. (al menos en donde vivo yo). Lo que no incluye es la electricidad (pago unos $20-25 al mes). Por otro lado, otro gasto es el contrato de móvil, unos $50-100 al mes dependiendo de qué compañía, minutos, etc.
  • Extra: aquí ya cada uno. Si viajas mucho, compras mucho, etc. esto subirá.

Vamos, que entre unas cosas y otras, el coste del MBA ronda los $150.000 en total los dos años. Y esto no es todo. Hay que añadir el “coste de la oportunidad”. Es decir, durante el tiempo que dura el programa hubieras podido seguir trabajando, por lo que dejas de ingresar un salario durante más de dos años.

¿Cómo puedo financiar el MBA?

Lo bueno es que Booth ofrece préstamos a todos sus estudiantes, incluyendo estudiantes internacionales. No es para nada normal que una escuela de préstamos a los estudiantes internacionales (que no tenemos el famoso “credit history” americano). A los que estéis pensando en hacer un MBA fuera y necesitéis pedir un préstamo, os aconsejo que os informéis muy bien de qué escuelas ofrecen préstamos a estudiantes internacionales.

En Booth depende del año, pero suelen dar entre 80 y 90% del coste total del programa (incluyendo matrícula más gastos de vivir). Las condiciones no están mal. De hecho, conozco a compañeros que lo han pedido entero incluso no necesitando todo el dinero (por ejemplo, emprendedores que utilizan el dinero para dar los primeros pasos).

¿Cómo puedo reducir los costes?

A continuación hago un resumen con varias maneras para reducir los costes o para ingresar dinero durante el programa:

  • Becas del país de origen: Lo mejor para eliminar casi todos los gastos es por supuesto conseguir una beca de las que otorgan los países de origen. En España, hay bastantes fundaciones que ofrecen becas de posgrado que te pagan todo el MBA (matrícula más gastos) como Caja Madrid, La Caixa, Ramón Areces Rafael del Pino, etc.), en esta guía de Club-MBA listamos todas. Conseguirlas es muy complicado: dan muy pocas al año y la competencia es enorme. Yo estuve muy cerca pero al final no conseguí ninguna. De mis compañeros españoles hay varios con becas de Ramón Areces, Villar Mir, Navarra, …
  • Scholarships de Booth en el momento de la admisión: Otra manera de reducir la matrícula es si la escuela te da una “scholarship” en el momento de la admisión, que viene a ser una beca que te reduce el coste de la matrícula. En Booth dan bastantes, desde $10.000 hasta full-tuition (que cubren toda la matrícula) y todos los admitidos pueden conseguirlas (es decir, no hay que solicitarlas sino que la escuela te considera automáticamente). Mi mujer recibió half tuition (reducción de $50.000 en la matrícula) y varios de primer año recibieron cantidades similares. Aunque estas scholarships en principio se otorgan solo cuando te hacen la oferta de admisión, hay rumores de que se pueden conseguir también después de admitido y antes de haber aceptado la oferta. Por ejemplo, si vas al Comité de Admisiones y les enseñas que tienes admisión en una escuela de la competencia (tipo Harvard, Stanford y Wharton) y estás decidiendo entre ofertas quizá se rasquen el bolsillo y te den algo para que “motivarte” a que aceptes (que conste que yo lo intenté pero no funcionó). Y también parece que depende del año. Quizá os preguntéis, ¿en qué se basan para dar scholarships? Pues probablemente en méritos como candidato (lo fuerte que sea tu solicitud), y lo poco representado que esté tu perfil en la escuela. Por ejemplo, si tienes un perfil muy bueno y además eres un perfil poco común, probablemente las escuelas top se te rifen. Ser de un país poco representado, tener una experiencia laboral poco representada en la escuela, ser mujer, ser de una raza poco representada, etc. son cosas que ayudan. Un caso extremo sería ser mujer y venir de un país africano y tener una solicitud potente.
  • Scholarships por méritos académicos: Durante el primer año si sacas muy buenas notas te dan “merit scholarships” para el segundo. Y no solo por notas, también te dan scholarships por otros motivos. Por ejemplo, te dan por ayudar mucho a la escuela, otras por liderazgo, otras por construir lazos con nuevas empresas (mi mujer recibió una por haber hecho las prácticas MBA en una venture capital que nunca había reclutado en la escuela), otras patrocinadas por alumnis, etc.
  • Summer internship (prácticas de verano): Entre primer y segundo año realizamos prácticas en empresas (como recordaréis, en mi caso las hice en McKinsey). Depende de la empresa y el lugar, pero vamos lo normal es cobrar alrededor de $10.000-$13.000 al mes durante la duración de las prácticas (aunque hay bastante gente que cobra bastante más, y otros que las hacen en non-profits y casi no cobran). Lo normal es que dure unos tres meses, aunque hay gente que los hace más cortos y otros que los hacen más largos o incluso hacen dos y hacen casi cuatro meses.
  • Remuneración por colaborar con la escuela: También te dan dinero cuando colaboras con la escuela en algunos de los roles que hay (por ejemplo, a mi me dieron $2.000 por ser Admission Fellow, y también dan bastante más a los LEAD Facilitators, y también otros roles como Career Advisor). También pagan $30 la hora a los Teaching Assistants (TAs), que son los estudiantes que colaboran con los profesores en sus asignaturas. Los TAs corrigen los trabajos y los exámenes, hacen las review sessions (clases extras de repaso), etc. Lo normal es que cada profesor tenga entre uno y cuatro TAs, por lo que hay muchos. Para ser TA hay que haber hecho la asignatura previamente y que el profesor te quiera como TA (depende del profesor, pero normalmente si tuviste una A y se lo pides probablemente te dejará serlo). Mi mujer fue TA de un profesor que imparte Microeconomics durante el pasado trimestre, y yo iba a serlo de Building the New Venture pero al final preferí no hacerlo porque durante ese trimestre estaba hasta arriba entre asignaturas, Admission Fellows, Club-MBA y mil otras cosas. Además la profesora quería que lo fuese en la clase que impartía a PhD en otra escuela de la Universidad que me atraía menos. También se puede colaborar con los profesores como Research Assistant (les ayudas en sus investigaciones académicas durante el MBA).
  • Competiciones, Entrepreneurship Intenrship Program, etc: Hay muchas competiciones tanto dentro de la escuela como a nivel nacional, en plan competiciones de casos como el de Deloitte que quedé segundo, de marketing, de finanzas, etc. También si decides emprender durante el año y no haces prácticas de verano o las haces en startups, te dan unos $6.000 del Entrepreneurship Internship Program (EIP).
  • Ahorros en el alquiler del apartamento: Por un lado, cuando firmas el apartamento, si firmas 12 meses te dan uno gratis. Además, durante el verano todo el mundo subalquila sus apartamentos y te ahorras el alquiler. Como vivimos en una zona muy buena de Chicago, hay mucha demanda por nuestros apartamentos durante el verano (gente que vive en las afueras y quiere pasar el verano en el centro de la ciudad en edificios cerca del lago, con piscina y demás). En mi caso, subalquilé mi apartamento desde el 2 de junio (día que me fui a Madrid) hasta el 23 de septiembre (día que volví). Finalmente, si referencias a alguien y entra en un apartamento en el mismo edificio en el que estás, el edificio te da $1.000. Lo que hacemos en la escuela es que los estudiantes hacemos referencias a los que entran al año siguiente (yo hice referencia a un español que entró en septiembre, y mi mujer a otro). Y el dinero te lo repartes a medias con el que entra. Que yo sepa no se puede hacer más de un referral por persona.

Vamos, que hay maneras de reducir el coste total del MBA, aunque está claro que si uno no consigue becas, lo normal es endeudarse. Yo lo veo como una inversión en uno mismo. Muy probablemente la mejor inversión que haré en mi vida.

Por cierto, he recibido comentarios en este blog y en otros sitios que me comentan que los MBA como éste solo los pueden hacer gente con dinero, lo que me parece absolutamente falso. La gran mayoría hemos pedido un préstamo para pagar el programa, que lo iremos pagando con el trabajo post-MBA. Desgraciadamente, en España aún hay gente que está convencida de que quienes estudiamos en escuelas como ésta es porque nos lo han pagado nuestros padres millonarios. Esto no puede estar más alejado de la realidad, cualquier persona que quiera acceder a un MBA y tenga un perfil para ser admitido, puede hacerlo.

Anuncios

Booth Golden Gargoyles, festival cinematográfico

Golden Gargoyles es una especie de festival de cortometrajes que se realiza cada año y que marca el final del programa LEAD. Cada cohort de Booth realiza un vídeo abierto sobre cualquier cosa que tenga que ver con la escuela en el que participan estudiantes y muchas veces incluso profesores y el propio Dean. La gran mayoría de los vídeos buscan ser divertidos y se trata de que quede un buen recuerdo de nuestro paso por el LEAD. Los vídeos son evaluados por todos los LEAD Facilitators y los ganadores se anuncian en una gran ceremonia al estilo los Oscar, en la que se otorgan premios por categorías y que acaba en una gran fiesta.

Aquí os dejo el que para mí fue el mejor vídeo este año (de la cohort Gargoyles) y que también fue el más votado por el público (es decir, por los estudiantes). Se titula Forrest Booth y es una parodia de Forrest Gump. En el vídeo salen representados Eugene Fama (profesor de Booth y padre de las Finanzas), Stacey Kole (Associate Dean) y Sunil Kumar (Dean). Los Random Walks que mencionan son los viajes por todo el mundo que se hacen antes del MBA.

El vídeo que ganó el primer premio fue Recruiter Crashers de la cohort Maroons, que trata sobre el recruiting:

Involucrarse en la escuela: Getting involved at Booth

Hace un par de días tuvimos una sesión informativa denominada “Getting Involved at Booth” que trataba sobre las diferentes opciones que tenemos los estudiantes para involucrarnos en la escuela de forma activa, las cuales son a su vez oportunidades para poner en práctica nuestras leadership skills.

Esta es una lista de las oportunidades más relevantes que hay:

  • Career Advisor: estudiantes de segundo año que asesoran a los de primer año. Suele ser gente experta en una carrera profesional determinada (por ejemplo, un consultor, un investment banker, un marketer, un emprendedor, etc.). Además de asesorar, ayudan a mejorar los currículums y las cover letters, a preparar las entrevistas, etc.
  • LEAD Facilitator: estudiantes de segundo año que son los que organizan y llevan todo el programa LEAD del primer año. Hay 8 Facilitators por cohort y cada uno es el líder de un squad (más sobre cohorts en Las cohorts en Booth)
  • Admission Fellow: 46 estudiantes que ayudan al Comité de Admisión a leer solicitudes de admisión, realizar entrevistas de admisión, etc.
  • DSAC Co-Chairs: hay 6 co-chairs que dirigen el club DSAC (ayuda el Comité de Admisión y en el que participan más de 100 estudiantes). Cada co-chair se ocupa de un área determinada: hay dos que se ocupan de organizar los Admit Weekends, otros que se ocupan de la página Booth Experience y del blog de estudiantes, otros que se ocupan del área internacional (organizar eventos informales de estudiantes, etc.), y otros que organizan y coordinan todos los eventos de admisión on-campus (casi todos los días gente viene a visitar la escuela, y el DSAC se ocupa de que haya gente que les enseñen la escuela, les inviten a comer, les metan en alguna clase, etc.)
  • DMAC Co-Chairs: es un grupo que ayuda a la escuela en temas de marketing de la misma, y trabajan de forma voluntaria con el departamento de Marketing.
  • GBC Council: Es el grupo que representa a todos los estudiantes.  Sus miembros son elegidos por los estudiantes y actúan como organización coordinadora de todos los otros grupos. Manejan un presupuesto anual de (creo) medio millón de dólares.
  • Student Group Co-Chair: Hay decenas de clubs/grupos de estudiantes (ver Clubs en Booth), y cada uno tiene varios co-chairs que los lideran. Los clubs son una parte fundamental del MBA.
  • Mentor program: Estudiantes de segundo año que son “mentores” de estudiantes de primero, y que les ayudan desde el primer día hasta que acaba el primer año.
  • Country Captains: estudiantes que representan a la escuela en sus países (reciben a los estudiantes de su país que visitan la escuela, son el punto de contacto de los solicitantes y de los admitidos, organizan eventos en sus países, etc.).
  • Random Walks Leaders: estudiantes de segundo año que organizan y lideran los viajes Random Walks que se hacen antes de empezar el MBA.
  • Professional Trek Leaders: estudiantes de segundo año que organizan y lideran los treks profesionales, que son viajes a muchas ciudades por todo el mundo con motivos profesionales. En breve hablaré de ellos.
  • International Exchange students Mentors: casi todos los trimestres la escuela recibe entre 10 y 30 estudiantes de intercambio de otras escuelas internacionales (entre otras, de LBS, IESE, IE y ESADE). A cada estudiante se le asigna uno de estos mentores que les ayudan durante la duración del intercambio.

Esto son los puestos más conocidos, pero hay muchas otras maneras de involucrarse en la escuela.

Las cohorts en Booth

Bastante gente piensa que en Booth, que tiene un programa flexible en el sentido de que cada estudiante puede elegir las asignaturas que quiere (dentro de unos límites), no hay cohorts como ocurre en las demás escuelas de negocios. Para los que no lo sepáis, las cohorts son subgrupos de las clases enteras (clase entendida como “promoción”). Por ejemplo, en Harvard las cohorts se llaman “sections” y tienen 90 personas cada una. En Wharton, tienen 70. Normalmente en estas escuelas casi todas las clases las compartes con la gente de tu cohort durante todo el año.

Pues bien, aunque en Booth las clases no las compartes siempre con la misma gente, la realidad es que aquí también hay cohorts, diez para ser exactos: Phoenix, Bond, Stuart, Rockefeller, Nobels, Walker (la mía), Gargoyles, Davis, Maroons y Harper. Cada cohort tiene unas 60 personas y tiene un presidente, un social o community chair (persona que se encarga de organizar fiestas y eventos), y varios puestos más (fotógrafo/a, dos que hacen el vídeo de Golden Gargoyles -otro día hablo de esto- y otros), todos ellos estudiantes de la cohort y elegidos por el resto.

¿Qué clases hacemos juntos cada cohort? Pues el LEAD (Leadership Effectiveness and Development), que empieza a principios de septiembre y acaba a finales de octubre (3 horas a la semana), y que incluye clases de liderazgo, ética, conocerse a uno mismo, etc. También los tres días que pasamos en Wisconsin los pasamos con la cohort (ver el post Leadership Orientation Retreat en Wisconsin). Además, todas las clases de Career Services (unas 3 horas a la semana durante septiembre, octubre y algún día en noviembre, ver Booth Career Services: de la mano hacia el internship) se hacen con la cohort.

Una vez acaba el LEAD oficialmente las cohorts dejan de verse cada semana en clases. Aún así, siguen funcionando gracias al presidente y a las social chair y al propio interés de todo el mundo. En la nuestra hemos seguido viéndonos frecuentemente en eventos organizados por la social chair. Por ejemplo, hace un par de semanas se organizó una cena donde cada persona llevaba comida de sus países. El sábado pasado fue la Trolley Party, que pasamos la noche todos los de la cohort metidos en un autobús de estos turísticos que recorren la ciudad y que hacía paradas intermedias de 40 minutos en bares específicos y donde coincidíamos con otra cohort diferente en cada bar. Vamos, que las cohorts siguen vivas durante todo el MBA y la gente acaba siendo muy amiga aunque no estés todo el día compartiendo clases con ellos.

La verdad es que el aspecto del “bonding” (lazos/relaciones fuertes entre los estudiantes) está muy cuidado en la escuela desde hace unos años, cosa que antes no se hacía tanto. Muchas cosas han cambiado en este aspecto, con el fin de encontrar el balance perfecto entre conseguir una gran unión entre los estudiantes sin tener que renunciar al programa flexible que todo el mundo adora. Una de las cosas que han ido cambiando con el tiempo es el perfil de los estudiantes que admiten. Antes por ejemplo el perfil de la gente que se admitía eran más perfiles quants y gente muy de finanzas, gente muy brillante pero quizá no con las mejores soft skills, cuando ahora la clase es muchísimo más diversa y hay todo tipo de perfiles, desde militares, ex-jugadores de la NFL, profesores o psicólogos hasta médicos, arquitectos, o abogados (por supuesto, también hay ingenieros, economistas y gente de ADE ;)). Otra cosa que ha cambiado es que antes los estudiantes vivían desperdigados en Hyde Park, el barrio donde está el campus de la Universidad, y que mucho ambiente nocturno no tiene. Sin embargo, desde hace 8 años el 80-90% de la clase vive en el mismísimo centro de Chicago en 4 ó 5 edificios situados todos en la misma zona, por lo que la gente está mucho más cerca unos de otros y además se puede “vivir la ciudad”, que es una pasada. Lo bueno es que en estos edificios hay para todos los gustos, desde un par de edificios que hay como 200 estudiantes viviendo en cada uno y que parecen residencias de estudiantes (hagas lo que hagas siempre te encuentras con alguien de clase: en el ascensor, en el gimnasio, yendo a comprar, etc), hasta otros que, aun estando frente por frente a los demás, son algo más “independientes”. En el mío por ejemplo creo que somos unos 20 ó 30 Boothies viviendo (ver Apartamento en The Shoreham). Al estar todos al lado unos de otros, es muy cómodo quedar para los trabajos en grupo y los study groups. Y el Gleacher (el edificio de Booth que está en la ciudad) está a cinco minutos de donde vivimos, cosa que se agradece ya que hay clases allí y tenemos todos los recursos de la escuela a nuestra disposición: salas de estudio, biblioteca, etc.).

Lo cierto es que estoy contento porque creo que este sistema te proporciona las ventajas de poder formar amistades fuertes con la gente de tu cohort como ocurre en otras escuelas, pero sin que todas tus amistades se reduzcan a la cohort, sino que puedes conocer a mucha más gente gracias a no coincidir siempre con las mismas personas en clase durante todo el año.

Walker cohort'11

Leadership Orientation Retreat en Wisconsin

Esta semana fue el Leadership Orientation Retreat (LOR) de Booth, que es parte del curso LEAD de la escuela. El LOR consiste en una estancia de tres días en el The Abbey Resort, a orillas del Lake Geneva de Wisconsin, que está a unas 2 horas en autobús de Chicago. El recinto estaba muy bien, incluyendo piscina, pistas de deporte, e incluso una discoteca privada que cerraba a las tantas de la madrugada. Todo estaba organizadísimo y no teníamos que preocuparnos por nada, todo para que los estudiantes disfrutásemos de los tres días al máximo.

Como comenté en una entrada previa, la clase es dividida en 10 cohorts de unas 60 personas cada una, y durante los dos años del MBA cada estudiante pertenece a una de ellas. A su vez, cada cohort se divide en squads de unas 7 personas. En mi squad somos una china, dos americanas, un peruano, un egipcio, un francés y yo. Todo el LEAD es llevado por “LEAD Facilitators”, que son estudiantes de segundo año. Hay un Facilitator por cada squad. Por otro lado, cada cohort tiene un color diferente y nos dieron varias camisetas a cada estudiante con el color de su cohort para llevarlas puestas durante todo el LOR.

El objetivo número uno del LOR es pasar tiempo con los miembros de tu cohort y conocerles bien. Para ello, durante los tres días hay organizadas múltiples actividades que realizas con la cohort o algunas sólo con el squad.

Como he comentado varias veces, Booth hace énfasis en que sus estudiantes vayan más allá de lo convencional y en el LOR se hacía énfasis en hacer cosas fuera del “comfort zone” (zona de confort), es decir, atreverse a hacer cosas que normalmente no hacemos porque o no nos gustan o no nos sentimos cómodos haciéndolas. Por ejemplo, si te cuesta hablar en público, te motivan a que lo hagas mientras todos los demás te dan su apoyo. Te incitan a hablar con gente diferente a ti con la que normalmente no hablarías, o en vez de refugiarte en el grupo de “confort” de tus amigos, que vayas a presentarte a gente diferente con la que normalmente no hablarías.

Otra de las actividades relacionadas con esto fue la actividad de Improvisación que hicimos y que para muchos suponía un claro reto y que a la postre fue de las actividades que más me gustaron del LOR, por lo divertida que fue. También pasamos varias horas en un parque de aventura de estos que hay tirolinas, circuitos de altura, paredes de escalada, etc. Ahí también hicimos varias actividades en grupo donde había que trabajar en equipo para resolver situaciones que requieren planificar, ponerse de acuerdo, y trabajar juntos. Por la noche, barbacoa y muchas fiestas (incluyendo una de disfraces).

Orientation Week, primera semana del MBA

Ya soy oficialmente estudiante MBA! El pasado miércoles fue el pistoletazo oficial de salida para los próximos dos años que, según no nos dejan de repetir, serán probablemente los mejores de nuestras vidas.

Antes, el martes, todos los estudiantes internacionales (alrededor de 190) fuimos convocados al International Student Orientation, un día entero en el que tuvimos varias presentaciones sobre cultura americana, multiculturalismo, arquetipos, etc. También nos hablaron sobre la importancia de los “networking events” en Estados Unidos, de las entrevistas con recruiters, nos hablaron del código de honor de Booth, etc.

El miércoles fue el día 1 del MBA. El Dean de Chicago Booth, Sunil Kumar, nos dio la bienvenida y en su discurso, entre otras cosas, nos animó a aspirar a lo más alto y a cuestionar lo establecido. Stacey Kole, deputy Dean, cogió el relevo y durante un largo discurso nos habló de los valores de la escuela, del significado de ser parte de esta gran institución para el resto de nuestras vidas, etc. También nos reveló algunos datos sobre la composición de nuestra clase (Class of 2013): somos 567 estudiantes, un 35% de mujeres, y alrededor de un tercio de estudiantes internacionales de más de 50 países. Por otra parte, nos dijo que este año habíamos batido el récord de más alta nota de GMAT media de la clase (récord que lo tenía anteriormente la clase anterior con 720 si no recuerdo mal), aunque no reveló la nota. Como casi todos los días al final de las presentaciones, hubo un cocktail en el Summer Garden: refrescos, cerveza, vino, y mucha comida.

Entre el miércoles y el viernes hemos tenido un montón de presentaciones de todo tipo, realmente útiles. Nos han explicado de arriba a abajo el programa MBA de Booth, las concentraciones o especialidades que hay (un profesor por cada departamento nos presentó en líneas generales cada departamento y cada asignatura), nos explicaron cómo funciona el iBid (en otra ocasión os hablo de ésto), nos hablaron de la “Financial Aid” (para aquellos que han pedido un crédito a través de la universidad). También nos enseñaron cómo sacar el máximo partido a la flexibilidad del programa. Booth permite diseñar el programa MBA un poco a tu medida (flexible hasta cierto punto, porque siempre te exige cogerte asignaturas “foundations” en cada área para asegurarse de que sales con una base en todo). Lo que es cierto es que puedes saltarte asignaturas básicas si puedes demostrar que tienes el nivel para hacerlo, y no te obligan a hacer asignaturas que no te interesan (salvo, insisto, las “foundations”).

El viernes estuvo genial porque la escuela organizó una comida con todo el profesorado (Faculty) de la escuela. Cada departamento de la escuela puso unas mesas en medio del Winter Garden (el hall central de la escuela), y varios profesores de cada departamento estuvieron ahí comiendo de pie y hablando con los estudiantes que se acercaban. Os puedo asegurar que impresiona bastante hablar con profesores que salen en wikipedia, que han recibido premios de todo tipo, y que son personalidades en sus sectores. Por ejemplo, tuve la gran oportunidad de conocer e incluso hablar con Steven Kaplan, un “genio” del emprendimiento, del Private Equity y de las finanzas y economía en general, y que fue nombrado uno de los mejores 10 profesores estadounidenses (de hecho la clase que imparte: Entrepreneurial Finance and Private Equity, es una de las clases más cotizadas entre los estudiantes). Este hombre también se encarga del New Venture Challenge, el concurso del Polsky Center of Entrepreneurship de Booth, que es una auténtica incubadora de ideas, y que reparte casi $100.000 en premios a startups creadas durante el MBA (y en el que participaré).

El jueves tuve mi primera reunión con mi Academic Advisor, que es una persona del Academic Services que te asignan para tus dos años y que te ayuda a elegir asignaturas, a organizarte el programa según tus objetivos, a resolverte dudas sobre el programa académico, que te ayuda en caso de que tengas algún problema durante el año, etc.  Y también quedé con mi “Mentor”, que es un estudiante de segundo año que eliges y que también se encarga de ayudarte en todo lo que necesites durante el MBA. Elegí a un americano muy simpático que ha hecho su internship en una consultora estratégica.

Por otro lado, acabamos de empezar el LEAD (Leadership Effectiveness and Development), que es la única asignatura obligatoria para todo el mundo, y que dura unas tres semanas. Los 567 estudiantes somos divididos en “cohorts” de unos 60 estudiantes. Yo estoy en la cohort Walker (viene de George C. Walker, un hombre que ayudó a la universidad durante el siglo XIX). Parece que los 60 estudiantes de cada cohort acaban siendo muy amigos ya que pasaremos mucho tiempo juntos tanto durante el LEAD como luego en varias ocasiones durante los dos años.

Bueno, este lunes nos vamos todos al Leadership Orientation Retreat, tres días y dos noches en el Lake Geneva en el estado de Wisconsin, donde dormiremos en un hotel y donde habrá actividades de todo tipo y en los que cada cohort trabaja junta. Es uno de los grandes momentos del MBA, así que ya os podréis imaginar que todo el mundo está muy ansioso porque llegue el lunes y nos vayamos.

Para finalizar, deciros que ya nos hemos conocido la “tropa” española de Booth. Somos cinco españoles este año, cuatro de Madrid y uno de Barcelona, de los que hay tres ingenieros de la UPM y dos ICADEs. Ayer cenamos todos juntos y salimos de copas por el barrio de “Old Town”. La verdad es que tiene pinta de que vamos a ser grandes amigos todos :).

Os dejo unas fotos de estos días:

Winter Garden

Después de clase en el Summer Garden