Mes: agosto 2012

Summer @ Barcelona

Después de acabar el internship en McKinsey me vine para Barcelona ya que mi mujer está realizando su internship MBA aquí. Hacía años que no visitaba la ciudad y la verdad es que tenía muchas ganas de pasar aquí una temporada (nos quedamos hasta mediados de septiembre).

Los que me leéis desde hace tiempo recordaréis que mi mujer también está realizando su MBA en Booth. Durante este primer año ha desarrollado un gran interés por el mundo del capital riesgo, y más en concreto por el Venture Capital (empresas que invierten en empresas pequeñas, y cantidades entre 150.000 euros y no más de 1 ó 2 millones). Aunque es muy complicado entrar en este mundillo si no tienes experiencia previa en el sector y ni siquiera estudios previos en finanzas, al final consiguió una oferta en una empresa de Venture Capital en Barcelona. Además, la empresa parece que es la que más está invirtiendo en España en los últimos años. También tuvo otras ofertas tanto en España como fuera, aunque como sabéis nuestro objetivo es volver a España después de llevar cerca de 8 años fuera, así que era prioritario encontrar algo aquí para el internship. Mucho de su éxito en conseguir este internship se lo debe al profesor Scott Meadow y su asignatura “Entrepreneurial Finance and Private Equity”, que le encantó y le dio el conocimiento necesario para desarrollar el trabajo que está haciendo ahora.

Los otros españoles de Booth de mi año también les ha ido muy bien ya que todos han conseguido internships en lo que buscaban. Uno de ellos se ha quedado trabajando en un programa de General Management en Sears en Chicago, otro en una Private Equity en Washington, y el tercero en Malasia como CEO de una de las empresas que ha lanzado Rocket Internet en ese país. Como veis, un poco de todo.

Anuncios

McKinsey, punto y seguido

Después de dos meses muy intensos, el pasado martes acabé mi internship MBA en McKinsey. La gran noticia es que me hicieron oferta para volver después del MBA! Ha costado lo suyo, pero al final me voy con la oferta bajo el brazo y pasaré el segundo año MBA en Booth muy tranquilo ya que no tendré que preocuparme por la búsqueda de trabajo.

Sin poder contar demasiado por temas de confidencialidad, deciros que trabajé en un proyecto de organización en banca. El proyecto fue en Madrid por lo que no tuve que viajar. De media empezaba a trabajar a las 9 y salía a las 22:30. Digo de media porque varias veces salí más tarde de las 12 de la noche, y más de una más tarde de las 2. Pero bueno, lo cierto es que también salí algún día a las 20:30-21h, y los viernes casi siempre salía a media tarde. Trabajé algún fin de semana aunque fue más porque yo quise que porque me lo exigieran.

La empresa me ha encantado, muy diferente a lo que había experimentado hasta ahora. Eso de que tengas a no se cuantas personas “de apoyo” simplemente para que tú como consultor no pierdas ni un segundo en nada más que hacer tu trabajo (tienes gente que te hace los powerpoints, que te hacen las research de información, que te resuelve cualquier problema que tengas casi instantáneamente, etc.), de que puedas llamar a cualquier otro consultor del mundo y sin dudarlo te organice una call para ayudarte, de que te paguen todo prácticamente sin preguntar (taxis, desayunos/comidas/cenas, etc.), etc. pues a una persona que viene de una empresa “normal” pues le deja bastante atónito. Supongo que muchos de vosotros habréis trabajado en otras grandes consultoras, auditoras, etc. internacionales y ya estaréis acostumbrados a este tipo de cosas, pero yo no lo estaba. Otras de las cosas que me encantan es que todo está basado en meritocracia, y que los proyectos que se hacen son de grandísimo impacto.

El ambiente con los otros consultores de McK ha sido casi lo que más me ha gustado del trabajo. Tenía ciertos prejuicios antes de llegar pero rápidamente me di cuenta que eran falsos. Me he llevado genial con todos mi compañeros, en especial con la gente de mi equipo (que ya considero amigos). Lo cierto es que he pasado momentos muy buenos con ellos y les voy a echar de menos. Y vaya cracks!. Y luego lo que es el trabajo pues muy bien. No paras un segundo pero notas que lo que haces tiene un gran impacto. Las horas se me pasaban volando, cuando en mis anteriores trabajos me aburría como una ostra y los días se me hacían larguísimos. Aquí las horas pasaban a toda velocidad. He tenido mucho contacto con el cliente y no ha habido semana que no me haya tenido 2 ó 3 reuniones, solo o con compañeros.

Como sabéis, uno de mis objetivos de hacer el internship en McK era saber si esto de la consultoría me iba a gustar. Como podréis imaginar, la respuesta es claramente sí.

rid

PD: Gracias a todos los que habéis estado al tanto estas semanas y que me habéis escrito mensajes y habéis puesto comentarios.