Empezando a tomar decisiones

Hace unos días decidí hacer público en mi trabajo que dejo la empresa para hacer un MBA, lo que supone haberme quitado un gran peso de encima porque ninguno de mis superiores lo sabía y lo he tenido que ocultar durante meses. Lo quería decir cuanto antes para ayudarles a planificar el año en temas de presupuesto y proyectos. Además, había alguna posibilidad de que se enteraran de que me voy antes o después por otras vías. Por ejemplo, por la repercusión que tuvo el post de “Mi trabajo en Hong Kong” donde no es difícil adivinar en qué banco trabajo. Por cierto, a raíz del enlace que se hizo a él desde elmundo.es el post tuvo unas 2.500 visitas en unos pocos días, ha sido enlazado en varias páginas web de bolsa y trading, en Twitter y Facebook, y me ha contactado bastante gente a raíz de él. Sorprendente.

El caso es que el otro día hablé con mi jefe y el responsable de todo el departamento y les dije que en cinco meses dejaba mi trabajo. Se quedaron bastante fastidiados pero les sentó muy bien que les avisase con cinco meses de antelación (que les ayudará mucho para que puedan formar a alguien que me sustituya), y sobre todo que me vaya a un MBA y no a la competencia. De todas formas intentaron convencerme de que me quedase pero sabían que era una pérdida de tiempo porque no es un asunto económico.

Quizá os preguntéis por qué no se lo dije antes. La primera razón es porque mi actual jefe chino lleva en el cargo desde septiembre ya que el anterior (que sí que lo sabía) dejó la empresa en julio (un conocido banco americano “se lo robó” a mi banco). Por otro lado, mi contrato “expat” VIE se acababa en noviembre y posiblemente me hubieran puesto alguna pega para hacerme un contrato local si hubiesen sabido que me iba al poco tiempo. Les expliqué con toda sinceridad todo esto y lo entendieron perfectamente.

Como podréis imaginar, ninguno de mis superiores actuales me escribió las recomendaciones, aunque sí que lo hizo mi antiguo responsable en Nueva York y otras personas que sí que lo sabían.

Por otro lado, seguimos dándole vueltas a qué escuela ir. La primera decisión la tenemos que tomar dentro de poco porque el pago del primer depósito de London Business School es a finales de enero. Por lo tanto, lo primero que tenemos que hacer es elegir entre Chicago Booth y London Business School, decisión que está prácticamente hecha. Más tarde habrá habrá otras decisiones a tomar, quizá más complicadas. Sinceramente no creo que ninguna escuela sea mucho mejor que las otras, y creo que cada una tiene sus claros “pros” y sus claros “contras”.

Por cierto, durante las últimas semanas hemos estado hablando con bastantes estudiantes de las escuelas (por Skype y en persona), que nos han contado muchas cosas sobre las escuelas, sobre la vida en Londres, Chicago y Filadelfia, sobre los internships y trabajos post-MBA, etc. En general todos están felices con sus escuelas y les ha ido bien en el recruiting. Estoy seguro que la decisión que hagamos, sea cual sea, será buena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s